domingo, 13 de mayo de 2007

Disturbios del 13 de Mayo en el Centro de S.S.

Quien siembra vientos cosecha tempestades.

Cría cuervos y te sacarán los ojos



Éstos dos refranes populares retratan muy bien, a mi juicio, los continuos problemas con los vendedores informales a lo largo de todo el país. No es nuevo el crecimiento de las ventas informales en el centro de San Salvador y de el resto de ciudades del país y que dicho crecimiento no ha sido abordado de una manera adecuada tanto por las alcaldías ni por el gobierno central.

Hay un montón de factores que inciden en ésto, pero yo apunto principalmente a que éste problema se ha tomado (como casi todo en nuestro país desde el cese de la guerra) como uno de tantos escenarios de lucha partidista y no como un problema social que requiere una postura común acuerdo y de esfuerzos conjuntos entre gobiernos locales y gobierno central.

La misma lucha entre partidos políticos ha llevado a que, por un lado, ARENA responsabilice únicamente a las alcaldías (aquellas controladas por el FMLN) de solucionar los problemas con las ventas callejeras. Por otra parte, las alcaldías en sus limitaciones presupuestarias y de capacidad concreta de acción (no depende de ellos exclusivamente determinar por donde pasan los buses, por ejemplo) optan por el diálogo con un grupo social que se mueve por donde más les conviene económicamente. Así pues dialogan con un grupo susceptible a mantener posiciones intransigentes en el dialogo porque el otro partido político les ofreció mayores prebendas porque
dañen la imagen de el partido que controla la alcaldía.

De estos “jueguitos” quien sale a la larga ganando es el grupo de vendedores, que se mueven adonde les conviene y asi son capaces de aumentar su cuota de poder. Este aumento es una bomba de tiempo que cada cierto tiempo estalla, bien cuando las alcaldías intentan “recuperar” determinadas zonas peatonales o bien cuando el sistema de justicia intenta hacer valer las leyes respecto al contrabando, la venta de artículos de dudosa procedencia etc.

El problema es que la confrontación entre los vendedores de la calle y quienes intentan controlarlos adquiere tintes más dantescos. Como pueden ver en las notas periodísticas (al final del post están los enlaces) esta vez se quemaron vehículos y se saquearon negocios, ya han habido heridos y – no recuerdo bien si ya hubieron – pronto pudieran haber muertos. Y más problema que eso es que no se ven señales de que vaya a haber una solución integral al problema.

Mientras continúen los partidos políticos mayoritarios en esa infructuosa confrontación, mientras no sean capaces de ver mas allá de sus intereses electoreros, mientras sean los mayores ejemplos de irrespeto a las leyes de la República, mientras sigan manejando a su conveniencia los hilos que llevan a éste problema, estamos jodidos. Y lo estaremos más, a menos que despierten y dejen de estar jugando con fuego. Pero parecen empeñados en quemar lo que queda. Al final, como dice Demander quedan "preguntas, tan solo preguntas".

Saludos, crazy diamonds

Victor

* Notas sobre lo ocurrido, en los diarios salvadoreños de más tiraje acá y acá; no me responsabilizo del matiz que cada uno da a la noticia.

6 comentarios:

Bolux dijo...

como tu lo mencionas Es un problema que parece que a nadie de los que Pueden ayudar a solucionarlo, les interesa...
Mientras tanto hay vamos Undiendonos mas de poquito en poquito. :(
hasta que se nos unda por completo el barquito.

Saludos

Dientecillo de León dijo...

a mi lo que me cansa son los comentarios posteriores hechos por nuestras "sabias " autoridades, totalmente irresponsables y denotando incapacidad de resolver y reparar.

eduardo dijo...

me parece que aunado a la falta de interez por parte de los responsables de solucionar estos problemas esta la permicion de algunas celulas de poder que se valen de tales sitaciones para generar por llamarle asi inestabilidad y sacar raja para su partido politico

Carlos Trio dijo...

Como dice dientecillo de león, los comentarios de las autoridades, en especial de René Figueroa, denotan cinismo y dejan en qué pensar si ellos mismos organizan tales actos para obtener réditos políticos...

Saludos!

El-Visitador dijo...

Andá a tratar de poner una venta ilegal en la acera en Munich, o Berlín, o Copenhague, y yo te cuento lo que te hacen los policías: te agarran, te multan, y si te descuidás, te meten preso.

Resultado: calles limpias y transitables.

Curiosamente, allá a eso no le llaman "represión". Le llaman "orden público"

REYZOPE dijo...

Habra un gobierno tan humano como el nuestro en Berlin o Copenhague :

acaso esos gobiernos, el aleman y el danés, han vendido su patrimonio nacional, alientan la imigracion, son narcotraficantes, descuidan al pueblo (salud, educacion y servicios publicos), se roban el IVA, etc, etc,.

Permitame sacarlo, senor visitador, de su terrible ignorancia y miopia mental : el comercio informal es una forma de ganarse la vida cuando el pueblo esta al abandono. Y vaya que este pueblo ha estado, durante décadas, en el abandono!

Este tipo -el visitador- al establecer una comparacion descabellada, se ha llenado de terrible ridiculo!

No se le puede pedir peras al olmo, no es asi?