domingo, 24 de junio de 2007

La joie de vivre

"Por supuesto no hay una fórmula para el éxito excepto, tal vez, aceptar incondicionalmente la vida y todo lo que trae consigo."
(Arthur Rubinstein)





Leyendo acerca de el maestro que pueden ver ustedes en el video interpretando a Beethoven, me encontré con esa frase que ven como introducción. Y me encontré con el término que titula éste post. Como muchas veces que algo despierta mi curiosidad, no estoy tranquilo si no hasta que leo sobre ello y sé de que trata.

Pues bien, buscando sobre la joie de vivre, encontré que es un término francés que se refiere a algo más que la alegría de vivir, si no a una especie de filosofía de vida que implica una visión holística de las cosas, una aceptación incondicional de la vida (no solo de las cosas buenas, eh), un amor completo por ésta. Vamos, algo muy gestáltico, ver el todo y no las partes.

Y ésto me ha dejado pensando un montón sobre mi vida, los acontecimientos recientes de ella, me ha puesto a reflexionar y vaya de qué manera. Y es que siento que pese a que a ratos tengo esa sensación de plenitud, de autorrealización, me invade tambien la incertidumbre por lo que no llega aún: el trabajo, la responsabilidad, una novia, la familia, etcétera.

Y bien, el punto es que últimamente esa invasión ha sido más profunda, y la insatisfacción me colma. Y eso se suma a una serie de acontecimientos que no puedo evitar que pasen, y se carga una cosa encima de otra y no las puedo aceptar incondicionalmente; una vocecita dentro de mi me gotea a cada rato: debo hacer algo, debo hacer algo... pero si escucho bien, la voz me suena ajena, me suena a alguien más, a ciertas demandas que no me son propias. Pero la insatisfacción está allí, y los problemas siguen acumulándose y voy saliendo de a como puedo de uno y de otro y mientras tanto los ratos de plenitud dejan de ser un río que refresca y se vuelve un trilce cuentagotas: triste porque es por pequeños momentos cuando antes ha sido un pequeño cauce que daba vida a la espesura y dulce porque la sensación de plenitud es maravillosa aunque sea a gotas.

El punto es que en cierto modo, reflexionaba hace un rato, he perdido esa joie de vivre que estaba alcanzando, y la he puesto en cosas materiales cuando es algo que viene de dentro, es la actitud con que enfrento al mundo. No es que me haya vuelto repentinamente pesimista y depresivo, es sólo que he perdido el rumbo que llevaba, poniendo mis metas en cuestiones... intrascendentales. Si bien tengo en mente estas ideas, el proceso para lograr integrarles en mi vida lleva sus altibajos. Supongo que en la búsqueda de tratar de vivir el proceso me centré en la meta y no en el proceso. Suena fumado, ¿no? A éstas alturas se preguntarán que qué púchicas tiene que ver con ustedes que me leen...

Pues nada, es sólo que como soy una persona bastante extrovertida organizo mis cogniciones al expresarlas hacia alguien más y bueno, a ustedes les tocó éste bolado. Pero más allá de eso quizás sirva mi experiencia para que ustedes mis crazy diamonds no pierdan de vista que el brillar no es una meta si no un camino. Es decir, que aspiren la vida que van viviendo, que guarden cada uno de esos momentos que van atesorando y si bien deben tener objetivos, no vuelvan a éstos una carga si no algo que les indica hacia donde van pero que no es boligatorio llegar por la vía recta, aunque esa sea más corta.

A mi me fascina leer a Ixquic cuando habla de sí misma bien sea por cosas que cuenta o por los textos que pone porque me deja pensando sobre estas cosas de las que he hablado antes (comentario fuera de tópico: parece que agarro paja de escribir rápido cuando escucho a Mangoré), y es necesario darse ese espacio, ella se retira al mar y se refugia en la danza para seguir viviendo entre tanta cosa. Yo me refugio en mis amigos últimamente, pero por el insight que voy adquiriendo mientras les escribo ésto, debo recuperar algunas otras cosas que me alimentan: la poesía, algunas pequeñas cosas que he dejado de hacer.

Vamos, que hay que quitar los diques y dejar que la joie de vivre fluya. Talvez en el proceso hasta recupere la chispa que, siento yo, ha perdido éste espacio y que inicialmente me motivaba a escribir éste post. No sé, ya se irá viendo.

Feliz semana, mis crazy diamonds.

Victor


********************

  • JC, ha iniciado su blog "La Terminal". Está muuuuy recomendable. Y su estudio sobre la blogósfera salvadoreña (algo sobre lo que quiero comentar ésta semana) es imprescindible de leerse. Desde acá le mando unos "aplausios" y le animo a que siga escribiendo. Es refrescante que aparezca algo así. Y viendo éste psot de hoy, tiene toda la razón al caracterizar éste espacio como un blog "Introspectivo". Hoy si tiene toda esa característica.
  • Sigue abierta la convocatoria a la Tertulia 2.0 (la reunión de bloggers salvadoreños). Ojalá se animen más amigas y amigos que tiene su blog a participar, especialmente quienes ya tienen sus ratos y su prestigio dentro de nuestra creciente comunidad. De mi parte puedo decir que voy a ir, y sería lindo que llegasen algunos bloggers a quienes quisiera conocer en persona: Soy Salvadoreño, Ixquic, El Visitador, Beka, el mismo JC. En fin, a ver si se animan.
  • Este artículo sobre la joie de vivre está más que interesante, solo que en inglés. Y la imagen de las caritas es un wallpaper, si les gusta, hagan click en él y guárdenlo en su PC.

4 comentarios:

JC dijo...

@David:

A medida que iba leyendo tu entrada iban aflorando en mi cabeza mil y un consejos que quería darte... Pero a medida que fui terminándolo me di cuenta que tú solo habías hallado la solución. La introspección sólo es buena cuando nos lleva a mejorar, la más de las veces suele ser deprimente o infladora de la vanidad. Veo con gusto que estás sobreponiéndote con elegancia a esta nueva etapa de tu vida.

Gracias por mencionar mi blog y qué bueno que te parece recomendable, espero no defraudar tu respaldo,

Gracias y ¡Animo!

karroll dijo...

a veces no es facil vivir, y nos la pasamos pensando en aquello que no tenemos, y nos volvemos infelices.
lo mejor como tu lo dices es saber aceptar la vida y vivirla plenamente,cada dia, ya que el tiempo que pasa ya no vuelve.

Anónimo dijo...

esta bueno el post... a mi me pasa algo similar.....

BT's dijo...

Caí en tu blog buscando la expresión "la joie de vivre"...
Dado que estuve pensando exactamente lo mismo que vos.
Y creo que lo que decís es ... exacto. Los objetivos tienen que guiarnos. Quizás la maravilla radique en el proceso, en el camino. El final, la meta, es la culminación de un desarrollo que al implicar transformación, no hace más que confirmar que estamos vivos... y que es mágico.

Buen fin de semana,