domingo, 31 de diciembre de 2006

¡FELIZ AÑO NUEVO, LOC@S DIAMANTES!

Quise comenzar éste post con una caricatura de Liniers. Como el blogger está de bayunco y no me sube la imagen, les dejo el enlace.

Me desaparecí una semana porque me fui de vacaciones con mi familia. Fue muy bonito, aunque siempre sale alguna que otra mancha en la pared que no deja de incomodar. Nadie dijo que sería todo miel sobre hojuelas al tener a una familia que interacciona (completa) durante escasos lapsos al día y que además está marcada por el alcoholismo de uno de sus miembros. Pero bueno, el punto es que me fui de vacaciones y el lugar se prestó para pensar sobre el año que va terminando.

En todo ese tiempo que tuve para escarolear cognitivamente sobre el año que termina, he de decir que ha sido el mejor año de mi vida. Y que creo que el año que viene será mejor aún.

Quizás nunca he comenzado con esperanzas un año nuevo, pero éste un poco sí. No es que tire campanas al vuelo, pero es que en el 2006 he crecido de una manera inusitada (cualitativamente hablando, el peso y talla es otro rollo). La segunda mitad del año (cosa que pueden corroborar en éste espacio virtual) ha estado llena de retos, tempestad, para citar esa frase que mencionaba en otro post. Y justo en esa tempestad, me he aferrado a mí mismo y he encontrado cosas grandes, como bien decía Heidegger (que e gusta ese apellido, suena bien).

Si, el año que termina acaba con una tesis en situación crítica, mi familia es cada vez más una célula que explota, no tengo novia, estoy mas gordo que hace un año, he leído menos libros que hace dos años, y qué se yo cuantas cosas más podrían verse "negativas". (ojo, que evito hablar de la situación del país, que ahi si no paro de contar entuertos)

Pero sinceramente para mi eso no pesa, porque siento que finalmente tengo control sobre mí mismo en medio de esa maraña de cosas. Quizás nunca me había sentido tan controlado en medio de mis "issues". Quizás nunca había sentido que aquí y ahora, las cosas van caminando, fluyendo poco a poco.

No sé que va a venir el año que viene. Pero sea lo que sea, que venga. Yo tengo claro hacia donde voy y si en el camino me desvío un poco, pues pronto retomaré la ruta. No siempre la linea recta es la mejor ruta para unir dos puntos separados en el espacio.

Ahora hablaba sobre ésto con unos amigos y me reflejaban que los cambios en mi han sido notables. Y eso que no han visto los que tengo planeados. Justo ahora soy lo mejor que puedo ser en éste momento de mi vida, pero creo que puedo ser mucho mejor. Creo que puedo ser más coherente con las cosas que creo, creo que puedo hacer más cosas positivas para mi y para el resto de las personas queme rodean. Vamos, soy una persona en proceso de ser, de convertirse en persona, ¡cualquier cosa es posible!

Muchas cosas buenas han pasado en mi vida, aún cuando en su momento fueron duras. Ahr que las veo hacia atrás tienen otro color. Las oscuras montañas de ayer son ahora bonitos y azulados montes en la distancia. Con el ocaso se ven hermosos.

Y muchas cosas buenas han llegado sin yo buscarlas. Ustedes que me leen con cierta frecuencia, los que aterrizan por acá por accidente "googleano", los que me buscan intencionalmente. Ustedes son una bendición de Dios en mi vida. Han contribuido a que éste año hayasido tan maravilloso. El apoyo que me han mostrado, la atención que me ha dado ha sido delicioso. Las cosas que he aprendido de ustedes, de sus blogs, de sus comentarios me han hecho crecer mucho, me han hecho disfrutar la vida desde otros puntos de vista.

Tener el blog ha sido uno de mis grandes logros del año. Tenerlos a ustedes una bendición, de esas que vienen por añadidura y que hacen que la vida sea hermosa.

Mis loco@s diamantes brillan en mis noches y en mis oraciones, y así seguirá siendo el año que viene si Diosito me lo permite.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO MIS LOC@S DIAMANTES!!!

¡QUE DIOS LES LLENE DE BENDICIONES!


Con todo el cariño que corre por mis venas (que son bastantes y bien gorditas):


Victor


P.D.: De más está decir que confío en que Uds. lucharán para que éste año que viene, nuestro país y el mundo sea un mejor lugar para tod@s. Yo me les uno a esa lucha de todos los días.

2 comentarios:

Aniuxa dijo...

El optimismo de empezar un nuevo año nos llena de nuevas fuerzas. Avanti!

Mis mejores deseos!

Ligia dijo...

Hola, cipotio. Japiniuyir!
A lo mejor no pueda estar visitando tu blog muy seguido estos meses (estoy en un viaje de reunion con consanguineos lejanos, y, tangencialmente, de negacion temporal de la realidad), pero me quedo con un poco de tu esperanza para este año.

Muchas bendiciones para vos. Lojveremos pronto.