martes, 27 de marzo de 2007

¿Más guaro, periquito?

Nuestro país se presta para noticias verdaderamente hilarantes y más dignas de un cuento surrealista. Si hace unos meses unos reos estaban inventando nuevas maneras de comunicación via teléfono celular - tracto intestinal (ver acá), ahora resulta que las loras y los pericos que ingresan al país vienen algo "entonados". ¿Será que vienen alcoholizados para agarrar valor de entrar a nuestro país?

Detienen a nicaragüenses que llevaban 75 aves "borrachas" hacia El Salvador


No señor agente.. ¡hip! ¡no voy si no que me llevan...! ¡hip!

Enlace a la noticia

Tres mujeres nicaragüenses fueron detenidas en el sur de Honduras por llevar de contrabando hacia El Salvador 75 aves "emborrachadas" para que no hicieran ruido, informó hoy la prensa local. Las mujeres, detenidas el lunes, cargaban 40 pericos y 35 loras en varias canastas, envueltas en trapos humedecidos con aguardiente para que las aves se mantuvieran tranquilas.

Las nicaragüenses son Ulisa Antonia Gómez, Joselina Carranza y María Edas Hernández, quienes viajaban en un autobús de pasajeros desde la frontera de su país con Honduras hacia El Salvador y fueron detenidas en el retén de Pavana, departamento de Choluteca. La Policía también decomisó a las mujeres varias botellas del aguardiente con que "emborrachaban" a las aves, que habían sido capturadas en Nicaragua, indicaron los medios locales.

Según fuentes policiales hondureñas, el contrabando de aves hacia El Salvador es frecuente, pues en ese país las loras se cotizan a unos 200 dólares y los pericos a 100, y algunas son exportadas como mascotas a Estados Unidos. Las tres nicaragüenses han sido puestas a la orden de un tribunal de justicia de la ciudad de Choluteca, mientras que las aves fueron trasladadas a un centro biológico en la isla de Zacate Grande, en el golfo de Fonseca (Pacífico), donde podrán recuperarse de la "cruda" o "goma" después de su alcoholizado viaje.
¡¡Errrrp!! ¡¡La cabeza me da vueltas!!

Esos pericos seguro venían bien "alegrones" al entrar a nuestro país.
Fuera del sarcasmo, sirva para reflexionar sobre las curiosas pero muy ingeniosas maneras de cómo se rebusca la gente para obtener su sustento, me pregunto qué seríamos capaces de hacer si esa inventiva la pusiéramos al servicio del colectivo. Por otro lado, lo terrible que es el comercio ilegal de animales, no es únicamente que meten animales en peligro de extinción a nuestro país, si no además las condiciones en que los traen y lo que se hace de ellos acá. Muchos compran éstos animalitos y luego los sueltan porque no pueden mantenerlos y los animalitos meuren porque no saben como sobrevivir. Hace un tiempo encontré este fotodiario de una voluntaria de FUNZEL en el sitio de la BBC en español y se me estremeció el corazón de pensar lo que hace esta gente con los animales exóticos que tomamos como mascotas y luego dejamos tirados porque no sabemos qué hacer con ellos.

En mi caso de animales exóticos he tenido varios, hace mucho tiempo - unos 12 o trece años - tenía mi perico, el "Loco" que me alegraba la vida haciéndome cosquillas en la oreja y llamándome por mi nombre (imagínese a un perico diciendo lentamente "Viiiiictor.... Viiiiiictor...." hasta que le hacía caso) cuando caía el sol para que lo guardara en su jaula. El loco se me escapó una vez que mi mamá andaba haciendo limpieza y lo asustó al caérsele unas cosas cerca de donde estaba el animalito. El Loco subio al palo de limón y de alli voló hacia otra casa y de alli ya no lo pudimos hacer volver... (esa vez me enojé mucho con mi mamá y lloré por mi perico).

Fuera de el Loco, he tenido un escorpión emperador (que murió tambien por acción de mi madre y su manía anti-zancudos) que compré en una tienda de mascotas par aun proyecto de ciencias naturales en la escuela, una tarántula -o araña de caballo como les decimos acá en el país- que fue atrapada en una odisea para otro proyecto escolar y que liberamos un mes mas tarde en casa de mis abuelos, algunos chimbolitos (peces pequeños, comunes en ríos y lagunas de nuestro país... bueno, en los que aun pueden sobrevivir) y mis dos tortugas de bosque, de acuerdo a los de FUNZEL, que coexisten con mi perra que de exótico solo tiene el nombre de la raza (Rottweiler) y su comportamiento.

¿Que bonitos, verdad?

Mi caso es quizá el de varios que queremos realmente a los animales y tratamos de darles las mejores condiciones de vida que nos permite nuesro presupuesto. En mi caso para mi escorpión y mi tarántula andaba buscando grillos y cucarachas (¡puagh! por las cucarachas) para darles de comer, los tenía en una pecera grande, igual que a los chimbolitos y otros peces que tuvimos mientras tuvimos pecera en casa. Con mis tortugas pues se les da de comer seguido, tienen su agua limpia y todo, y con mi perra igual. Pero vamos que no todo el mundo anda averiguando al comprar un perico cuales son las enfermedades que les dan, o qué tipo de comida pueden darles y cual no. He visto quienes les dan cerveza a su perro y se enorgullecen de que el chucho se pone borracho con ellos y quienes dan ganas de darles una serie de golpes por la manera en como tratan a sus animales. Realmente es todo un rollo ésto de tener mascotas, pues uno nunca sabe lo que se ha pasado para tener ese perico, tortuga o mapache en casa.














¡Saludos, lectoras y los lectores de Alta Hora de la Noche!



Yo estaba con ganas de tener de nuevo un periquito o una lora. Viendo ésto me desanimo, no porque vaya a tener otro adicto al alcohol en casa si no porque a la larga solo favorezco que se extingan más rápido esos animalitos de quienes hasta Alfredo Espino escribiera un poema, inspirado al verlos pasar haciendo bulla:

LOS PERICOS PASAN...

La tarde despierta de su sueño, cuando la alígera nube despunta cantando...
Una nube de alas... una alegre nube que baja, que sube...
Son ellos. Se alejan entre llano y cielo.
Son las esmeraldas de un collar en vuelo...

Bulliciosamente
trazan una verde curva en el ambiente,
¿Van a los palmares de ondeante abanico?
Ellos van a donde les apunta el pico.

Se alejan, se alejan ... pero van tan juntos,
que más bien parecen renglones de puntos...
Y en un llano caen, así como cuando un árbol se está deshojando.














¡Salud!, crazy diamonds.

Victor


3 comentarios:

sandra aguilar dijo...

qué hijos de su.....pobre madre.....meterse con esos animalitos tan bellos es demasiado!!!!!!
No escatimo es manifestar mi total desaprobación ante semejante aberración!!!!!!!!!!!!

La mayoría de esos animalitos son especies en extinción y no respetar ni siquiera eso me parece el colmo!!!!!

En fin, mejor ahí le paro porque me da el ataque y no tengo a la mano mis pastillas, jjaajajaja,

Saludos :D

Ligia dijo...

Detesto la idea de tener aves. Y precisamente porque tengo una; de repente me imaginé pasar toda la vida en una jaula (aunque él sólo pasa en ella por las noches).

Me encantan los animales, pero comprarlos o venderlos es algo que he jurado evitar, desde el día que compré dos pericos en el Boulevard de Los Héroes y se murieron en mis manos dos días después, mientras les daba de comer (increíble, cómo se van poniendo tiesos lentamente). Los compré para "salvarlos", pero qué diablos. Mientras se compra uno, ya se están bajando a pedradas a otros dos.

Si hay tanto que hacer en materia de cuidar y respetar (por ponerlo en términos simples) a los seres humanos, imaginate cuánto falta en cuanto a cuidar al resto de los seres vivos. Es terrible.

Jue, este comentario salió largo. Saludos, maitrito.

Claudia dijo...

De acuerdo con Ligia. Pero tambien te queria decir que la perrita que tenes esta super linda!