lunes, 13 de agosto de 2007

Coping



"Desde los modelos cognitivos de la emoción no son las situaciones en sí mismas las que provocan una reacción emocional, sino que la variable desencadenante de tal reacción es la interpretación que el individuo haga de tales situaciones o estímulos. Dentro de los modelos cognitivos, el modelo de la valoración cognitiva ha alcanzado una relevancia sobresaliente. En este contexto y desde el modelo de Lazarus (Lazarus y Folkman,1984), la aparición del estrés y otras reacciones emocionales están mediatizadas por el proceso de valoración cognitiva que la persona realiza, primero sobre las consecuencias que la situación tiene para el mismo (valoración primaria) y posteriormente, si el saldo de la valoración es de amenaza o desafío, el sujeto valora los recursos de que dispone para evitar o reducir las consecuencias negativas de la situación (valoración secundaria).
La valoración secundaria se refiere a la capacidad de afrontamiento ("coping"), siendo éste un proceso psicológico que se pone en marcha cuando el entorno se manifiesta amenazante. Lazarus y Folkman (1984, p.141) definen el afrontamiento como "aquellos esfuerzos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas y/o internas que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo". Ellos plantean el afrontamiento como un proceso cambiante en el que el individuo, en determinados momentos, debe contar principalmente con estrategias defensivas, y en otros con estrategias que sirvan para resolver el problema, todo ello a medida que va cambiando su relación con el entorno.
El afrontamiento es definido por Everly (1989, p. 44), "como un esfuerzo para reducir o mitigar los efectos aversivos del estrés, estos esfuerzos pueden ser psicológicos o conductuales"."
Martín, M. ; Jiménez, M. ; Fernández-Abascal, E. (2000). Estudio sobre la Escala de Estilos y Estrategias de Afrontamiento E3A. Revista Electrónica de Motivación y Emoción. Vol. 3 No. 4. Disponible en línea.


Está uno de psicólogo, y puede ver la realidad a través de esos ojos y esas luces, prácticas y útiles para desmenuzar lo que ocurre en el entorno. Y puede, incluso, alejarse un poco de sí mismo y leer los acontecimientos de la propia vida con esos lentes teóricos.
Pero tarde o temprano suceden cosas ante las que la despersonalización y la racionalización sirven de poco o nada. No siempre podemos jugar a ser ratas y a la vez los experimentadores en una caja de Skinner - tarde o temprano lo hacemos - o a ser nuestros propios sujetos en la experimentación con la vida.
Mi mami, mi abuela materna está muriendo. Desde hace meses viene deteriorándose cada vez más. Las alternativas médicas para prolongar su vida son altamente susceptibles a caer en el fracaso por las mismas condiciones en que está. Sufre mucho, pero con estoicismo es capaz de sonreir cuando bromeamos, y aguanta su dolor gimiendo poco, guardando tanto para si, para no "darnos quehacer".
Mi abuelo hace lo que puede para hacerle mas llevadera la vida, juega al payaso con tal de verla sonreir un poquito, mis tías no pueden curar sus llagas porque no soportan oirla decir que le duele cuando la limpian, mi mamá intenta mantener y transmitir calma mientras se le encoge el corazón porque al mover o al curar a mi mami ella gime. Mis primas no hablan mucho sobre el tema, solo tratan de ayudar y poco mas que ello. Mi papá hace lo que puede revisando todo y consultando con sus colegas, dándonos el dinero para podernos movilizar a diario hasta su casa y para poder comprarle un tratamiento verdaderamente caro.
Cada uno lidia con la proximidad de su muerte como puede. Yo poco a poco me voy despidiendo de ella. Hoy le he dicho que la quiero muchísimo, que le aprendí varios trucos de cocina (incluso a matar las gallinas para la sopa), que ella no me regañaba si no que me aconsejaba, que muchas veces he ido sin ganas de acompañar a mis papás, pero con ganas de verle a ella. Es mi manera de afrontarlo, de prepararme para cuando ya no entre a casa preguntando con mi vozarrón enternecido "¿Dónde está mi viejita linda?"
A ella le digo mami, mi viejita linda; a mi mamá le digo Lulú, Tenchi, madre mía o simplemente mamá, mi mami es especial. Siempre fue el gran poder detrás del poder, mi abuelo es toda una figura patriarcal, pero la casa funcionó siempre por mi mami, porque ella calladamente siempre nos aglutinó a todos, incluso a la familia extendida. Siempre hacendosa, siempre activa, dedicada a su familia, solidaria con los demás, fue siempre un ejemplo para nosotros. De ella he aprendido muchas cosas, la que mas valoro, la aceptación incondicional, la que ella tuvo conmigo, la que yo debo poner en práctica como persona y como psicólogo. No recuerdo - no soy muy dado a idealizar a la gente, incluso a la que amo - un momento en que me haya sentido culpado por ella, avergonzado; siempre fue un refugio, un consuelo. Y pronto ya no va a estar. Y eso me duele, mucho.
Pero ella sufre bastante, duerme poco, le duele levantarse, moverse en la cama. Poco a poco es mas difícil su tránsito por éste mundo, y aunque lo asume con mucha entereza, yo no quisiera verle sufrir tanto. Ante ello sólo alcanzo a decirle a Aquel que nos hace libres, que se haga Su Voluntad, pero que ella no sufra.
No me jacto de mi tristeza. Sólo la suelto, ahorita que todos duermen y yo puedo no mantener tanta calma. Eso tambien duele.
Victor

9 comentarios:

kARROLL dijo...

Dedicale todo el tiempo que podas, hace y decile todo lo que sea necesario; quiza mañana sera muy tarde............. :s!

Silvia Porras dijo...

Es muy duro este momento, es por ello que debes darle a tu mamacita linda toda la paz posible... para que ella pueda despedirse tranquila y comenzar su viaje a la vida.

Quisiera decirte palabras lindas, pero no, no es posible... este es el tiempo en que la familia unida debe tragarse el dolor y darle paso a la paz mental, para agarrar la fuerza y entender profundamente lo que significa el amor.

Que la paz y el amor este con todos ustedes en este momento.

Anónimo dijo...

men:
Dios nos creo para un mundo mejor no para este.. nos creo para la vida eterna.. se lo qsentis porq paso por algo similar

jesus no te da una cruz q no podas cargar, animo victor, porq sos grande!

t mando el mayor de los abrazos , y mi corazon con el

te quiero viejo , vamos!

Anónimo dijo...

firma:

peña

se me olvido, jejeje

Mariolinocopinol dijo...

no habilitaste los comments en tu ultima entrada, solo te puedo decir q te doy mis condolencias, let her rest in peace and remember always the best of her.

David dijo...

@Victor: no sabes cuanto lo siento. Ella está con Dios, y siempre estará pendiente de ti. Cuidate mucho, y Dios te Bendiga.

Carlos Abrego dijo...

Victor,
Lo siento mucho. Sé perfectamente que estas circunstacia no existe el consuelo, pero quiero acompañarte un poco en tu dolor.

Aldebarán dijo...

Leí este post y no hallé que escribirte. Leo tu despedida y me siento más triste, pero me tranquiliza el proceso de duelo que estás llevando.

Un abrazo

Eli dijo...

Víctor,
te doy mis condolencias.
Leyéndote he recordado la pérdida de mi mamá (así le decía a mi abuela), aunque de ella no pude despedirme largamente porque tuvo un accidente cerebrovascular tan grave que se la llevó el mismo día... pero estuve con ella... y eso te digo, me consuela.
En pocos días cumple 4 años de habernos dejado físicamente, yo todavía no termino el duelo, creo que apenas y lo voy comenzando (tengo mis motivos), pero lo que puedo decirte es que hay que valorar las cosas que uno hace por la gente que quiere, y por lo que veo, vos hiciste muchas cosas lindas por tu mami... y ella se llevó eso en su corazoncito...
Un abrazo virtual

Elizabeth