sábado, 18 de noviembre de 2006

Mártires de la UCA - Collage póstumo

Hace casi 18 años, el psicólogo social, escribió durante las festividades de navidad el prólogo para una selección de artículos que constituirían un libro. Psicología social de la guerra.
Decía él:
La guerra se ha constituido en el marco fundamental de referencia para la vida de los salvadoreños. De alguna manera, la guerra se ha asumido como algo "natural". Nos hemos acostumbrado a vivir en guerra. Nadie se extraña que en cualquier esquina de la capital estalle repentinamente una "balacera", y menos aun que, cinco minutos después, la vida vuelva a su normalidad, como si nada hubiera pasado.






Ratatatatatata... ta... ta...

600 pedacitos de plomo por minuto
calibre .223

¡Imagínese!

9 gramos de plomo
entrando en su cuerpo
raudamente
a 838 metros sobre segundo

M16
El cartucho 5.56 x 45 mm (.223) con la bala militar estándar (OTAN: SS109; E.E.U.U.: M855) penetrará aproximadamente 15 a 20 pulgadas (380 a 500 milímetros) en el tejido blando bajo circunstancias ideales. Como con todos los proyectiles formados por spitzer es propenso al desvío en el tejido blando. Sin embargo, a velocidades de impacto que superan los 820 m/s, se desviará y después se hará fragmentos en el surco alrededor del cilindro de la bala. Los fragmentos que se dispersan a través de la carne causan muchas más lesiones internas. La eficacia de la fragmentación parece inflingir mayor daño al tejido blando de lo que las dimensiones y las velocidades de la bala sugerirían. Este efecto de la fragmentación es altamente dependiente de la velocidad, y por lo tanto de la longitud del cañón.





Ratatatatatata... ta... ta...

750 a 900 pedacitos de plomo
calibre 5.56 x 45 mm


¡Imaginese !

8 gramos de plomo
entrando en su cuerpo
raudamente
710 metros sobre segundo

AK47

En los años 60 los yugoslavos experimentaron con nuevos diseños de la bala para producir una ronda con un perfil que hería mejor que el M43. Las rondas tipo yugoslavo se conocen como M67 e incorporan un boquete de aire dentro del frente de la bala. Esto cambia de puesto el centro de gravedad posterior, causando que la bala se desestabiliza casi 17 centímetros antes en el tejido blando. Esto causa un par de orificios grandes y estrechas a una profundidad que probablemente cause una herida que provoque un trauma eficaz. Cuando la el orificio se intersecta con la piel en el área de salida, resultará una herida de salida más grande , que tardará más para curarse. Además, cuando la trayectoria de la bala toca una órgano como el hígado o la vejiga, causará daño a ese órgano. Sin embargo, sin la fragmentación, el potencial de herir del proyectil se limita sobre todo al canal permanente que la bala hace por sí misma. Mientras que el fragmentarse alrededor (como los 5.56 x 45 milímetros) puede causar trauma del tejido blando y pérdida masiva de sangre (y así incapacitación rápida) en un pulmón o un golpe abdominal, el M67 tiene una mayor probabilidad de simplemente herir al blanco.

Masa encefálica desparramada.
Miles de palabras no escritas.
Análisis inconclusos. Amor no entregado
Amor y Sangre derramada.
Filosofías, Psicologías, Sociologías, Teologías, Pastoral, Limpieza...
EN TODO AMAR Y SERVIR...

Tanto amor y no poder hacer nada contra la muerte.




Ad maiorem Dei gloriam

Por la huella del canto encontré la senda del que desparramó la vida de quienes amaron. Del que la cegó al ritmo de:
[Éste texto debe ir a la derecha de la pantalla, no vaya a ser subversivo por estar a la izquierda]

Curas subversivos.

Patria-sí-comunismo-no.

El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán

Haga-Patria-Mate-Un-Cura.












Decía el psicólogo-social-subversivo que cantaba "usté no es ná, no es chicha ni limoná" en las comunidades cuando dejaba el papel de psicólogo y se ponía en el papel de sacerdote:

... cuando en 1980 se desencadenó la guerra civil, no puede decirse que los científicos sociales, académicos o practicantes, estuviéramos preparados para responder a los nuevos problemas que se nos planteaban. [...] Cuando quisimos darnos cuenta, los problemas nos desbordaban por todos lados, con el agravante que interesarse por ellos, involucrarse responsablemente y buscarles solución, resultaba "subversivo" para el régimen.








Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos:

En todo caso, tanto si la guerra toca a su fin como si no, la tarea para los psicólogos es inmensa. No sólo se trata de atender los daños causados, sino de impulsar caminos para minimizar el impacto bélico en el desarrollo de las nuevas generaciones de salvadoreños y de propiciar formas renovadas de convivencia social, que sienten en la justicia y en la solidaridad las bases de una paz estable, sabiendo las limitaciones que la pobreza del país necesariamente nos impone.







"Antes, ciertamente, la muerte de los buenos se acompañaba del llanto y de las lágrimas... pero ahora nos alegramos recordando la muerte de los buenos. Pues la naturaleza de los entristecidos ha sido transformada por la cruz"

(San Basilio)


"No tendrán la misma suerte en la inmortalidad los oprimidos y los opresores; los que han hecho injusticias y las víctimas de las injusticias, los mártires, los héroes de las grandes batallas de la tierra si han puesto su confianza y su esperanza en Dios, vencerán aún cuando aparentemente no haya más que una muerte silenciosa en el dolor y en la ignominia."


(San Romero de América)







Información sobre el caso Jesuitas: Resumen e Informe de la CIDH




5 comentarios:

reyzope dijo...

Corria el ano 84 y en mis estudios del tronco comun de Derecho tuve como profesores a Dona Beatrice de Carrillo y al Maestro de Ciencias Economicas, Ibizate.

Después tuve la oportunidad de volverme a encontrar a Baro, a quien ya habia cruzado en el Externado.

Me encontraba en Paris realizando algunos quehaceres (ya estoy veterano de 40!) cuando me sorprendio la noticia de la muerte de los sacerdotes. Es un golpe que, hasta ahora, no he podido digerir.

Lo mas horrible de las fuerzas obscurantistas se puso de manifiesto ese dia...

No soy creyente, aunque respeto a los creyentes, mas sin embargo pido que si Dios existe, los tenga en paz y consolados para la eternidad.

Respeto para nuestros muertos, entre ellos nuestros hermanos jesuitas, martires y ejemplos eternos.

Si las estrellas... dijo...

Estoy segura que a la manera de Cristo, todos aquellos que ofrendaron su vida por los demás, ya tienen su recompensa,más alla de lo que nosotros pensamos. Y los que se quedaron, los perpetradores, los homicidas; tarde o temprano, pagarán.

Claudia dijo...

Buen post..valio la pena la larga espera..

Ixquic* dijo...

Estoy de acuerdo con Claudia,

un abrazo

karroll dijo...

me añado a los comentarios anteriores, valio la pena esperar!