miércoles, 1 de noviembre de 2006

El post que quería escribir sobre quienes se graduaron...

Inicialmente éste post iba a ser un saludo a l@s recién graduad@s de la UCA, amig@s entrañables que después de largos años con ciclos cortos han ganado el título de "Lic. en" o "Licda. en". E iba a señalar el privilegio de haber llegado a la universidad, y de haberse graduado, y más de la institución arriba mencionada, que mal que bien, no es verruga de tunco (ya me aburrí de decir moco'e chumpe).

Iba a señalar que esperaba mucho de quienes conozco de ésta promoción de psicología, hay mucha calidad en ell@s, humana y profesional (también en la Lic. en Economía que anda por ahí blogueando). También iba a a contar que que hemos compartido grandes momentos, tristes y alegres, hilarantes y otros que rayan en lo surrealista. Que pese a haber sido denominados como un grupo "apático", "desunido" y "difícil", hay un enorme potencial de volverse un grupo que transforme positivamente los nichos en que se desempeñen profesionalmente. Y que espero que el recuerdo que se lleven de éste servidor sea positivo.

Pero más que todo éso, quería rescatar algo que nos dijo Óscar en la primera clase de Psic. Social I: Que nuestro título no se vuelva una suerte de pedestal que nos eleve por encima del resto de la gente, especialmente de quienes tradicionalmente se les mantiene abajo; que el añadirle el Lic. o Licda. a nuestro nombre en los documentos formales no se vuelva algo que nos lleve a andar caminado sobre las cabezas del resto de la gente, elevados por el poder que brinda el tener un conocimiento que otr@s no tienen.

Quería recordar que éste poder que confiere el salir titulado como licenciado o licenciada, ingeniero o ingeniera, doctor o doctora, técnico, máster o lo que sea, conlleva una responsabilidad ("with a great power comes a great responsability", diría el Spiderman): la responsabilidad de desempeñarnos bien en nuestra profesión, de no ser uno más del montón, otro seudo profesional en algo. Que el titularse de ésta universidad o de cualquier otra conlleva actuar con ética, con profesionalismo, con dignidad. El conocimiento da poder, es necesario saber qué hacer con él. Yo quería decir que espero en Dios que sepan hacerlo, que ojalá ése título sirva para algo más que para satisfacer ambiciones personales, que ojalá y ésos títulos se vuelvan medios para alcanzar el fin máximo del bien común, de que ayuden desde sus profesiones a que se le vean las uñas de las patas al Reino de los Cielos, que le dicen.

Si, ya sé que habrá quienes piensen que pido mucho, que lo que menos interesó en la carrera fue precisamente proyectar socialmente al alumno, que salen con grandes taras en la formación, que a la vuelta de la esquina se van a terminar vendiendo, que por conservar su puesto van a preferir actuar sin ética, que no van a cambiar nada y etcétera, etcétera...

Pero yo quiero creer que otro mundo es posible, y que más de algun@ de ell@s habrá de actuar contra la detestable normalidad. Sé que mi mensaje no irá más allá de aquell@s que tienen a bien leerme de cuando en cuando, y que seguramente no le llegue a quienes quisiera, oséase la totalidad de l@s que se graduaron. Pero creo que vale la pena señalar ésto, que es necesario recordar que las cosas deben hacerse bien, que de nada vale acumular poder (económico, de conocimientos, etc.) si éste sólo sirve para nosotros.

Eso quería decir. Y que la la primera vez que entré a la Cámara Gessell del Lab. de Psicología de la UCA leí un poema. Si el encargado del lab. no ha mandado a quitar los papeles que tapan el vidrio de la puerta de las butacas, allí está el poema, sin autor. Para terminar el post del que mencionaba, quería copiar el poema después de contarles dónde lo leí por primera vez:



QUIERO DE TI UN TESTIGO LÚCIDO

"Conozco cuanto sueñas, niño mío.
Ya iremos a conocer la vida,

a comprobar sus frutos:

quiero de ti un testigo lúcido"

Luis Marré


Falta según el médico
más o menos dos meses para que entres al juego.
Y no es nada agradable.
Hay gente que se opone a tu venida,
malthusianos de mierda
que sólo ven soluciones en el crimen
(nada menos ayer
reprimieron a un grupo de estudiantes
que pedían un mundo más humano).

Te lo cuento
no para que te acobardes,
tendrás que pelear a dentelladas,
cumpliendo tu función social a tu manera,
desde donde te toque,
no importa la trinchera ni quien sea el cantante.
Fíjate en la canción, es lo que importa.
Los líderes son marionetas de las circunstancias
cuando no están a la altura de su pueblo.

Con el tiempo
desde la escuela tratarán de "educarte"
– es decir: domesticarte –
por suerte hay medios para evitar la trampa.
Te dirán que el mundo
se divide entre vivos y tontos.
Nada más falso, niño mío.
En el hombre sólo hay dos alternativas:
es libre o no lo es.

Con esto quiero decir
que eres tú quién decide.
Es tan sucio el que pone las cadenas
como el que las acepta como algo sin remedio.

Tu madre dice que te estoy dando línea.
Sólo los viejos creen no equivocarse
y 25 años de vivir a 60 segundos por minuto
no me hacen decir que todo tiempo pasado fue mejor.

Cuando asistas a la universidad
ten presente
que manos de albañiles la construyeron,
que detrás de tipógrafos que, aunque no te conocen,
piensan en tí en cada letra que colocan,
que detrás de una regla de cálculo,
de una probeta
y hasta del lápiz que ocupes: hay manos obreras.

No los defraudes volviéndoles la espalda.
Si algún día te toca
anteponerle a tu nombre
la palabra "doctor" o "licenciado"
que no sea para estar en alianza con el gangster.

Es todo por ahora,
el apretón de manos lo dejo para cuando nazcas.

Jaime Suárez Quemaín (1950 - 1980)
Periodista salvadoreño asesinado a machetazos


Brillen, locos diamantes.
Y felicidades a l@s graduad@s




Victor




P.D.: Ana, queda pendiente el "Aprendiendo a volar sin alas, globos, plumas y etcéteras..."

Otro P.D.: Que me costó poner en su puesto las fotos...




4 comentarios:

David dijo...

En el mundo laboral el titulo no es para exaltarse, yo con un anyo de haberme graduado he aprendido mucho de la gente, aprendi a valorar mas mi profesion y a las demas personas, porque la idea es formar un equipo de trabajo bien organizado para poder alcanzar los objetivos necesarios.

Felicidades a la promocion UCA Octubre 2006, tengo muchos conocidos de ahi tambien.

Saludos

Anónimo dijo...

"dijo Óscar en la primera clase de Psic. Social I: Que nuestro título no se vuelva una suerte de pedestal que nos eleve por encima del resto de la gente, especialmente de quienes tradicionalmente se les mantiene abajo; que el añadirle el Lic. o Licda. a nuestro nombre en los documentos formales no se vuelva algo que nos lleve a andar caminado sobre las cabezas del resto de la gente, elevados por el poder que brinda el tener un conocimiento que otr@s no tienen.

"

Es lo de lo mas estupido que he escuchado de los tales salvadoreños.

Creeerse gran cosa por un pinche carton.... bah!
Solo en este pais se le da importancia a gente con título.
Aprende mejor de los grandes que hicieron hiostoria sin titulo.

Anónimo dijo...

Creo captarle una leve brisa al anonimo anterior,cuando el tiempo pase te daras cuenta que los cartones
son eso ya, un mero requisito para tratar de ganarte un par de pesos mas,yo lo senti que iva por ahi,algo de cierto hay todos los años salen miles de profesionales que seran mejor o mas felices que los otros ?solo el tonto creeria ver en un pedazo de papel lo que te acredita como persona de bien y exito.Felicidades y ojala se
recuerden que en su casa no son los
lic.asi vayan y sigan que sus 5 mde
fama ya pasaron y trabajen pues atras vienen el triple.

Manuel dijo...

grande el post vic...

especial atencion en ese escrito del chavo periodista muy apasionado, me movio algo...

en mi caso he llegado a comprender lo que el arquitecto uca implica...

aun falta tiempo... pero llegará el momento para demostrar