miércoles, 29 de noviembre de 2006

Los investigadores felices y desestresados se resfrían menos

La ausencia de su servidor tiene causa compartida, estoy super abatido con la parte del trabajo de campo de mi tesis: muestreos intencionados, la caracterización que se ha hecho de la gente que tiene a un familiar cercano en el extranjero (dicese de ellos: haraganes, consumistas, etc.), la entrevistafobia, gordofobia (digo, creo que una señora creyo que iba a llegar a comer todos los días, no sabe que estoy a dieta), y otras razones que me hacen sudar la calentura me tienen un poco jodido.

Si fuera sujeto de la investigación que les refiero a continuación, seguramente caería en el grupo de los infelices. Y en los factores de riesgo para contagiarse de gripe, caería en los pacientes inmunosuprimidos. Por dos razones, una el estrés de estos últimos días (mas de una semana sin nada concreto que poder analizar) , debe estar suprimiendo mis defensas (algo que es normal en el estrés) y se suma a que desde la pasada ola de frío, la odiable vecina de atrás de mi casa ha decidido hacer sahumerios gigantes en la mañana y en la noche sin que nosotros podamos evitarlo (aun con alcaldía y abogados de por medio). La otra es que yo no tengo bazo (si, bazo, no el vaso de las vajillas que algun@s ganarán en las fiestas de navidad de sus empleos), y eso me hace susceptible a que si ayer me comenzó el resfriado, ya ahora es infección en alguna parte de las vias respiratorias superiores. Y así es ya, ahora ya amaneccí con infección en la garganta. Puagh!

Eso tiene su historia, que espero contar algún día (ese día aprenderán cosas interesantes, lo prometo), pero por ahora no puedo. No es que me haga el doliente (eso que dicen que los hombres somos menos tolerantes a las complicaciones de las enfermedades comunes), es que realmente ahorita me duele la cabeza y la vieja esa esta volviendo a quemar basura. Sólo Dios sabe cuanto me cuesta conservar la calma y no irla a putear.

Ya estuvo bueno, nos seguimos viendo otro día.
Feliz semana, locos diamantes. Sean felices, para resfriarse menos.

¡Salú!


Victor

Las personas felices se resfrían menos
Ref: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_41448.html (*Estas noticias no estarán disponibles después del 17/12/2006)

Por Amy Norton
NUEVA YORK (Reuters Health) - Una actitud positiva durante el invierno puede ser su mejor defensa contra la enfermedad, sugiere un nuevo estudio.
En un ensayo en el que se expuso a voluntarios saludables al virus de la gripe, investigadores hallaron que aquellos con buena predisposición eran menos propensos a enfermarse.
Los resultados, que aparecen en Psychosomatic Medicine, aportan evidencia de que "una actitud emocional positiva" ayuda a alejar el resfrío común y otros males.
Los investigadores opinan que las causas pueden ser tanto objetivas (la felicidad mejora la respuesta inmune) como subjetivas (las personas felices se preocupan menos cuando les pica la garganta o les gotea la nariz).
"El sistema inmune de las personas emocionalmente positivas respondería de una forma distinta a los virus", explicó el autor principal del estudio, doctor Sheldon Cohen, de Carnegie Mellon University, en Pittsburgh.
"Y cuando se resfrían, interpretarían la enfermedad con menor severidad", agregó.
El equipo dirigido por Cohen halló en un estudio previo que las personas más felices eran menos susceptibles a resfriarse, aunque quedaron algunas dudas, como si la tendencia emocional en sí provocaba ese efecto.
Para el nuevo estudio, los investigadores midieron con pruebas estándares el estilo de personalidad, la autopercepción de la salud y el "estilo" emocional de 193 adultos saludables.
Los que tendían a ser felices, agradables y a tener energía tenían un estilo emocional positivo, mientras que los que a menudo se mostraban infelices, tensos y hostiles, tenían un estilo negativo.
Luego, los investigadores les administraron gotas nasales con un virus de resfrío o un virus gripal que provoca síntomas similares a los de un resfrío.
Durante los siguientes 6 días, los voluntarios informaron las molestias, los dolores, los estornudos y la congestión, mientras que los investigadores reunieron datos objetivos, como la producción diaria de mucosidad.
El equipo halló que según las medidas objetivas de los signos nasales, las personas felices eran menos propensas a tener un resfrío.
Es más, cuando los participantes felices se resfriaron, los síntomas autopercibidos eran menos severos que lo esperado, según pruebas objetivas.
Cuando los investigadores consideraron otros factores que podrían explicar la relación, como la percepción de los voluntarios de su estado de salud general, la autoestima y la tendencia al optimismo, la felicidad pareció tener un efecto protector contra los síntomas de resfrío.
En cambio, las personas con una predisposición negativa no tuvieron más riesgo de desarrollar un resfrío, según las pruebas objetivas, aunque tendieron a deprimirse con los síntomas.
"Hallamos que son las emociones positivas las que producen un gran efecto y no las negativas", dijo Cohen.
Entonces, ¿puede una persona gruñona luchar contra un resfrío simple si decide ser feliz? La sabiduría tradicional sostiene que, a diferencia de las emociones fugaces, la personalidad es "muy estable y difícil de modificar", sostuvo Cohen.
De todos modos, comentó que algunos estudios recientes sugieren que las tendencias emocionales son muy fáciles de cambiar.
FUENTE: Psychosomatic Medicine, 2006


Resfriado Común




Generalmente implica rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudo. Así mismo, es posible que se presente dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas. Existen más de 200 virus diferentes que pueden causar un resfriado.

Causas, incidencia y factores de riesgo

A esta afección la denominamos "resfriado común" por una buena razón; hay más de mil millones de resfriados en los Estados Unidos al año. Muy posiblemente una persona y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad. En promedio, los niños tienen de 3 a 8 resfriados por año y continúan teniéndolos durante toda la infancia. Los padres se contagian usualmente de los niños. Los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.
Los niños generalmente sufren resfriados por el contacto con otros niños. De hecho, cuando se introduce una nueva cepa en una escuela o guardería, ésta viaja rápidamente por toda la clase.
Los resfriados pueden ocurrir todo el año, pero sobretodo en invierno (incluso en áreas de inviernos leves). En las áreas en donde no se da la estación invernal, los resfriados son más comunes durante la temporada de lluvias.
Cuando alguien tiene un resfriado, la secreción nasal está atestada de los virus que lo causan y los estornudos, al igual que sonarse o enjugarse la nariz, los propagan. Un resfriado se puede adquirir inhalando el virus en caso de estar sentado cerca de alguien que estornuda o al tocarse la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus.
Las personas son más contagiosas durante los primeros 2 a 3 días del resfriado y generalmente ya no son del todo contagiosas durante los días 7 a 10.

Síntomas

Los tres síntomas más frecuentes de un resfriado son:
  • Rinorrea
  • Congestión nasal
  • Estornudo
Los adultos y los niños mayores con resfriados generalmente tienen una fiebre mínima o no tienen fiebre, mientras que los niños pequeños a menudo tienen fiebre de alrededor de 37,7 a 38,8 º C (100 a 102° F).
Una vez que la persona haya "pescado" un resfriado, los síntomas usualmente comienzan en 2 ó 3 días, aunque pueden tomar una semana. La irritación en la nariz y en la garganta es el primer signo característico, seguido en cuestión de horas por estornudo y secreción nasal acuosa.
En un período de 1 a 3 días, las secreciones nasales usualmente se vuelven más espesas y quizás de color amarillento o verdoso. Esto es una parte normal del resfriado común y no una razón para usar antibióticos.
Dependiendo de cuál es el virus culpable, dicho virus también podría producir:
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Goteo posnasal
  • Disminución del apetito
Sin embargo, si es verdaderamente un resfriado, los síntomas más sobresalientes se presentarán en la nariz.
Para los niños con asma, los resfriados son el desencadenante más común de los síntomas de esta enfermedad. Así mismo, son el precursor más común de las infecciones del oído. Sin embargo, los tímpanos de los niños usualmente se congestionan durante los resfriados y es posible que ocurra una acumulación de líquido sin que se presente una infección bacterial verdadera.
Todo el resfriado generalmente desaparece por sí mismo en aproximadamente 7 días, con quizás algunos cuantos síntomas persistentes (como la tos) por otra semana. Si el resfriado dura más tiempo, se debe consultar con el médico para descartar otro problema, como infección sinusal o alergias.

7 comentarios:

REYZOPE dijo...

QUE LATA!

Mi hermano tiene el mismo caso, le falta el bazo por causas de traumatismo serio (accidente de auto).

Lo sé, sé lo que tienen que soportar, desde fatigas hasta infecciones. Por suerte es un gran amigo del aceite de oliva y del ajo (mi hermano), productos que estan en la primera linea de defenza del organismo. El resultado : cero gripes, cero infecciones, cero colesterol alto, cero fatigas...

Y decir que Montreal, por su situacion nordica, por la falta de luz y por el frio, es un criadero de gripes y resfriados. Pero él tranquilo!

Gracias por recibirme en tu casa, brother, los albergues de la Universidad de Montreal son cero confortables!

Reyzope, hoy fuera del pulgarcito!

Animos Victor, no te me rajes!

Dandelion dijo...

jaja! yo soy feliz muy feliz, super feliz... las gripes no me afectan yuju yuju lero lero calzon de cuero.. jajajajajaa

/no tomemos en cuenta las enfermedades gastrointestinales porvocadas por stress porque de esas me muero casi a diario/

Aaahh compartimos algunas cosas... yo tengo una nariz de chucho, que estan quemando cosas a leguas y rapidito huelo ese caracteristico olorazo a hierba, basura, llantas, etc quemadas y me cae tan mal...!

Suerte con la tesis, con la vecina, ojala mejore tu gripe, te funcione la dieta, suerte en la VIDA ENTERA PARA VIC...

Salud!

Anónimo dijo...

Tu blog es uno de los que visito frecuentemente. Vivo fuera de El Salvador y leerlos me ayudan a mantener cierto vinculo, no me mude hace mucho, pero aun asi hace falta ...es que vivo muy lejos y por aqui no hay salvatruchos y muy, pero muy pocos latinos.

Con este post, me "tele-transportastes" al San Salvador de fin de año de hace muchos años, las quemadas de basura ...aghhh, dolor de cabeza! y ni se diga de las gripes, me transformaban en un moco con patas.

Tiene razon el Rey Zope, el aceite de oliva y el ajo son remedios caseros excelentes y en tu caso, es importante mantener en niveles altos al sistema inmunologico.

saludos y exitos!

David dijo...

Hey Reyzope, con todo el respeto que mereces, te escuchaste bien celoso de victor el post anterior xD

Hey Victor, hey qeu yuca esta eso que no tienes bazo, cuidate mucho, me imagino que sufres con una gripe.

A investigar felizmente mas xD

Saludos

REYZOPE dijo...

Nel, nada de celos...aunque se pudo haber creido eso.

No traduzcamos literalmente, Envious en inglés (palabra literaria inglesa) o Jaloux en francés que significa celoso o envidioso.

Pero tendemos a confundir Jealous con Envious. En el inglés callejero utilizamos a menudo Jealous en lugar de Envious. Confundimos ambos terminos.

En espanol tenemos dos palabras bien definidas, CELOSO o ENVIDIOSO.

No fueron envidias, no...

Reyzope, comenzando un doctorado en latin y lenguas latinas derivadas :francés, rumano, portugués, espanol, italiano y romanche suiso.

Au revoir! (''nos vidrios'' en salvalatrux)

Victor dijo...

Mi amigo Sarcoramphus papa: Juela... no di pie con bola en esa disertación lingüistica... igual, gracias por venir... ycon lo del ajo y el aceite de oliva, pues yo cocino bastante con esos dos ingredientes, y le agrego limón a casi toda la comida, pero aun asi no me furuló.

Dandelion: Te acabo de ir a visitar y noto tu "felicidá", de la cual me regocijo con un poquito de sana envidia. Que sigas amntieniendo altos tus niveles de anticuperpos felices.

Anónimo: Gracias por visitarme con frecuencia. Y que bueno que aunque sea te recuerde a tus etapas de "mocopodo" en este paisito.
Cuando pienso en gente como vos, lejos del país y de su gente, recuerdo algo de Cabral, algo que dice que siempre somos dos aunque no estemos juntos. Ánimo.

David: Jajaja, no creí que fueras a decirle eso al amigo Zope. Y si, sufro yo y sufre mi familia con una gripe. Prometo contarles más de eso otro día.


Gracias a tod@s por sus buenos deseos. Me ayudan a elevar el nivel de funcionamiento de mi sistema inmunológico.

Ligia dijo...

Sabés, en Tratamiento decían también que la patología mental protege de la orgánica (algo sobre un estudio de un grupo de psicóticos que fueron abusados sexualmente por personas con VIH, y ellos no lo contrajeron...y otros argumentos menos extremos). La felicidad y la psicosis son factores protectores, parece.

Pero bien, arriba, chiquitín (¿nunca les dijo tu tío Chepetrón "eeelll shiquitín!"?). El mundo no es de los que se resfrían, si no de los que sobreviven al resfriado...bienaventurados ellos y su sistema inmunológico fortalecido, etc. Jalú!!!