miércoles, 7 de noviembre de 2007

Algunas curiosidades de ser psicólogo... (Parte I)

A uno de psicólogo la gente le hace cualquier clase de preguntas. Partiendo del supuesto que muchos creen que leemos la mente, y que sabemos el porqué de cada cosa que hacen las personas. Y no nos aceptan alternativas, o medias tintas; la gente quiere unos o ceros:

- Juanita siempre anda enojada y yo quiero saber porqué la gente es así.
-Bueno, eso puede deberse a muchas razones.
- Puesi, pero porque ella siempre anda enojada? Explíqueme, usté sabe eso.
(El problema es que Juanita puede tener muuuchas razones para estar enojada, y yo no conozco bien a la tal Juanita, solo sé de ella lo que la persona me está diciendo. Y además puede que esta persona sea quien la ve enojada todo el tiempo, que se esté proyectando, qué se yo.)

Otro día abundaré más en esa clase de problemas. Pero valga aclarar: los psicólogos no leemos la mente. Ni psicoanalizamos, eso lo hacen los psicoanalistas. Y analizar a la gente lo hace todo el mundo, todos los días, siempre y cuando estén en contacto con la gente.

Aclarado ésto cuento el porqué de este post.

Ahora en la mañana estaba discutiendo con algunos amigos acerca de las pruebas de inteligencia a raíz de que uno de ellos tenía mucha curiosidad por conocer su coeficiente intelectual (CI), así que buscó en google, y le apareció una serie de tests online para conocer su CI. Yo me incorporé a la plática cuando ellos ya se habían pasado una prueba que supuestamente proviene de MENSA (Una asociación internacional de gente con elevado coeficiente intelectual). Varios de ellos habían obtenido coeficientes superiores al promedio y estaban emocionados por ello. En la plática se expresaron varias dudas y me las plantearon para que les explicase.

Yo hice mi mejor esfuerzo por explicarles que las pruebas de inteligencia de internet no las consideraba útiles por una serie de razones, especialmente porque carecían de validez y confiabilidad, y unas cuestiones más, importantes para tomarse en serio una prueba psicológica.
Además explicaba el porqué se utilizan los tests de Raven y el D48 en la selección de personal, y porque estos no eran una medida completamente válida de la inteligencia de una persona. finalmente, explicaba el porqué considero complicado que se logre hacer una buena prueba para medir la inteligencia emocional, concepto de moda y con el que aún tengo ciertas reservas.

El hecho es que mi explicación fue amplia (como siempre, je je je) y usando los términos adecuados. Al final de ella uno de los amigos me dijo que por favor se lo dijera "en salvadoreño". Y eso me quebró, pues yo consideraba haber sido bastante claro en mi explicación, pero el amigo no estaba de acuerdo. Ya que él se había jactado de que la prueba online le dio 140 de CI, le dije que para qué le servían los 140 de CI si no era capaz de entender esa explicación, ni de usar el bendito google para buscar lo que no entendía de lo que le había explicado. Recibí el silencio como respuesta. Salvado, pensé.

Pero igual después me puse a buscar otro modo de explicarlo. Y lo hallé, comonó, pasé de noche la carrera, pero mi cabeza estaba bien atenta, digo yo. Mas allá de ello me quedaron varias lecciones: ser mas cuidadoso con las explicaciones a personas ajenas a la carrera, y compartir mejor mis conocimientos, especialmente si pueden servirle a alguien para evitar ser enganchado por la cantidad de charlatanes que abundan en la web.


Saludos

Victor


P.D.: No niego que me quedó un saborcito de revancha con uno de ellos quien dijo una vez que de psicólogo hasta el podía hacerle. Ahora ya no dice lo mismo, je je je...

7 comentarios:

Mariolinocopinol dijo...

anantiyos y te decian q les leyeras la mente vos jajajaja, pero bueno, al menos le callaste la trompa al hocicon!

Jerry H. dijo...

Te entiendo jovenazo. Creo que no se nos quita el estereotipo, tampoco que ayudan los medios y la cultura. Sólo mirá a los psicólogos más populares de la tele.
Pregunta: ¿Cuántas veces ocupaste palabras o frases como: "una suerte de...", "pues, en efecto", "de hecho..." "más que X diría yo una ligera pero sustancial especie de Y"? hahahahahaha. ¿Cómo no voy a ocupar este espacio para broma? hahaha. Un saludo de tu amigo.

Ligia dijo...

En contraste con el dicho: "no hay que ser psicólogo para eso", resulta que para otras cosas sí hay que ser psicólogo.
Espero la curiosidá 2, cipote. ¡Jalú!

Beka dijo...

hey! si. A mi lo que me pasa es que.. me entero de que el interlocutor es psicologo y empiezo a contarle algun problema especifico mio y quiero que me de una respuesta qeu me satisfaga.

Algo asi como : Ah usted es bipolar, o algo asi..jajaja

Victor dijo...

@ Mario: Pues si, se quedo callado.

@ Jerry: Jajajaja!! Viste la caricatura que puse en otro post, sobre mis problemas en cuanto a la construcciónde las frases?... soy todo un caso! Hablando de lo otro, las y los colegas que salen en la tele son capítulo aparte men, ya ni digás los q salen en los diarios.. ufff!

Ligia: Creo que serán mas de dos curiosidades... no he desenfundado el baúl de los recuerdos.

Beka: Solo espero que no querrás quedar curada a la primera conversación... jejeje...

Saludos a tod@s, gracias por pasar.

Victor

Eli dijo...

Victor,
tambien hay que tener cuidado con los términos,
la gente confunde el CI (cociente intelectual) con el IQ (que en español sería coeficiente intelectual).... El D 48 y el Raven, como otras pruebas utilizadas en el área laboral se utilizan para medir el Cociente Intelectual... el IQ es mucho más difícil de medir con pruebas mucho más elaboradas...

Saludos,

Eli

Anónimo dijo...

Te la pongo sencilla:

Trabaje para una aerolinea por mucho tiempo, cada vez que salia el dato en alguna conversacion la tipica pregunta era: "y a cuanto estan los boletos para viajar a ...", demas estaba explicar que en mi cabeza no habia una conexion dedicada al sistema de reservas y tarifas de la aerolinea, o el tipico favor que empieza con un comentario: "es que yo tenia planeado irme a visitar a mi hermana pero cuando hable me dijeron que estaba lleno, ud. no me podria hacer un favorcito ahi", claro, les decia que hablaria con mi gran amigo, el presidente o el gerente y que me llamaran la otra semana ...lo peor era que me llamaban.

Yo creo que esa forma de actuar esta relacionada con la cultura.

salu!