lunes, 15 de diciembre de 2008

Adventus Redemptoris

Finalmente, hermanos, Adviento es presencia cristiana en el mundo. [...] Adviento es un llamamiento para decir que aun en el mundo más podrido se puede vivir la alegría más íntima y se puede ser testimonio de Cristo ante una Sociedad corrompida. Ante un mundo que necesita transformaciones evidentes sociales, ¿cómo no le vamos a pedir a los cristianos que encarnen la justicia del cristianismo, que la vivan en sus hogares y en su vida, que traten de ser agentes de cambio, que traten de ser hombres nuevos? Porque como dice Medellín: «De nada sirve cambiar estructuras, si no tenemos hombres nuevos que manejen esas estructuras». Hombres con los mismos vicios, con los mismos egoísmos…, si se cambian las estructuras, si se hacen transformaciones agrarias y demás, pero vamos a ocuparlas con la misma mente egoísta, lo que tendremos serán nuevos ricos, nuevas situaciones de ultraje, nuevos atropellos. No basta cambiar estructuras, es esto del cristianismo y en esto he insistido. Por favor, entiéndanme que el cambio que predica la Iglesia es a partir del corazón del hombre. Hombres nuevos que sepan ser fermento de sociedad nueva.
Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Homilía del 3 de Diciembre de 1978
Para mi, más allá de las polémicas absurdas sobre la fecha exacta del nacimiento de Cristo, esta época previa a la navidad, a la que en mi iglesia llamamos Adviento y que básicamente es un tiempo de reflexión previo a la fecha en que conmemoramos el nacimiento de Jesucristo y que busca que los creyentes renovemos nuestra esperanza en la venida de Aquel a quien tenemos como modelo de vida, de humanidad.

Siendo cristianos o no - igual nos viene bien una época de reflexion para renovar las esperanzas de cara al año que viene, una esperanza en la acción, en la union. Sirve tener éste tiempo de reflexion de cara a lo que planeemos hacer el año que viene en este contexto cada vez mas complejo y demandante. Hay una crisis económica que galopa por el mundo dejando estragos desde hace un buen tiempo, tenemos un país que le ha tocado bailar con la mas fea desde hace un buen tiempo principalmente gracias a las decisiones de un grupo en el poder que ha antepuesto sus intereses a los de las mayorías, y a las decisiones de otros que podrían influir más hacia la construcción y no hacia la confrontacion, y mucho, mucho más aún, gracias a la desidia de quienes nos mantenemos sufriendo las malas decisiones de estos pudiéndonos readjudicar el poder para hacer lo que no han sabido o no ha querido hacer para nosotros.

Este es un buen tiempo para replantearnos la idea de cómo estamos preparando lo que será nuestro año siguiente. ¿seguiremos igual? ¿seguiremos creyendo en esa propaganda simplona que nos dice que con votar por uno que va a hacer un disneilandia cuzcatleco con orden seguridad y no se que más o que si votamos por el otro va a mejorar nuestra vida, o que si votamos por el otro va a crear empleos con confianza o etcétera..? ¿seguiremos viendo sin decir nada como esta asamblea legislativa vuelve un espectaculo patético las discusiones por los destinos de este país? ¿seguiremos callados ante la sarta de calumnias que profieren en los editoriales de el Diario de Hoy?¿no diremos nada sobre los fotomontajes irrespetuosos y los chambres que publican en el paquín amarillista que venden a 0.25 centavos los mismos dueños del diario de la mentira? ¿Vamos a permitir pues, que la democracia sea una caricatura o sea una cuestión real?

Hay mucho que cuestionarnos de cara al futuro. Como sociedad estamos al borde de un nuevo proceso electoral que puede cambiar quienes han determinado el rumbo del país desde las esferas de poder gubernamental. Habrá que cuestionarnos qué haremos si cambia de manos el poder. Si bien esa idea crea esperanza, habrá que saber que solo por ese cambio nuestra vida no va a cambiar (muy mal planteada esa propaganda del Frente), hay muchas más cosas que necesitan cambiar de rumbo para que nuestra vida como sociedad cambie.

El Frente no puede ni debe hacerse cargo de cambiar esta sociedad por si solo (no digo nada de Ávila y Arena porque aunque su discurso sea en formas distinto, representa directamente el continuismo del modus operandi del gobierno actual). El cambio de verdad vendrá si nosotros como ciudadanos, votemos o no por el Frente, nos hacemos cargo de que esos cambios se lleven a cabo. ¿cómo? estando pendientes de que los cambios prometidos se lleven a cabo, cuidando que se den los pasos y más aún, cuidando que a los primeros pasos de cambio no les metan zancadilla. 

El panorama de cara a un cambio en el gobierno es sombrío, dada la mentalidad cavernaria que demuestran algunos dirigentes y allegados al partido en el poder. No será raro que cualquier cambio que impulse el Frente (si llega al poder) se vea obstaculizado por quienes han manejado a su antojo al gobierno en los últimos 20 años. Como ciudadanos habrá entonces que demandar a quienes obstaculizan, que dejen de ser estorbos. Y es que no se trata de hacer desaparecer, si no de encarrilarlos a que funcionen. Y si no quieren funcionar, ancha es la puerta para que desaparezcan de la palestra pública. 

En este marco cabe la reflexión que proféticamente hiciera Monseñor hace mas de 20 años: hay que cambiar el corazón, hay que hacer que este nos mueva a comprometernos por que el cambio sea efectivo, a que aún si ganara la opción del continuismo del grupo en el poder, este se vea forzado a moverse en un rumbo distinto al que ha traído en los últimos veinte años. Hay que cambiar el corazón apagado por uno vivo, uno que mueva a la sociedad al cambio verdadero,  que será involucrarse activamente en la transformación de la realidad, a hacer al gobierno a moverse en el rumbo adecuado, a defender los intereses de la mayoría. 

Estos cambios nacen del interior de la sociedad. La sociedad esta formada por hombres y mujeres, y del corazón de ellos y de ellas, de nosotros y de nosotras es de donde tiene que nacer esa esperanza, donde tienen que surgir esos cambios. No solo es de hacer un cuestionamiento abstracto, es de cuestionarse en la acción, ser fermento es actuar aún en algo inerte, como la masa. Esa acción comienza desde nuestro lugar de más cercano, la casa, y sigue por donde nos vemos en contacto con otros y otras: el trabajo, la iglesia, la comunidad. Ahi es donde empieza el verdadero cambio, que no necesita de una votación ganada por el 50% mas uno para que se comience a dar, es un cambio que no necesita redentores si no la decisión propia de . Es cuestión de pensarlo apenas y comenzar a andar por un nuevo rumbo.
Feliz Semana
Victor

5 comentarios:

Verónica dijo...

Muy de acuerdo con tu planteamiento. Buen post.

Soy Salvadoreño dijo...

"las polémicas absurdas sobre la fecha exacta del nacimiento de Cristo"
No tiene nada de absurda, ni de polemica la fecha exacta del nacimiento de Cristo".
Y digo que no es polemica porque el hecho establecido es que NO NACIO el 25 de diciembre. Punto. Absurdas pueden ser la razones porque se sigue utilizando esa fecha para "celebrar" el natalicio, pero decirlo asi es ya entrar en valoraciones personales, pero decirlo y rebatirlo no tiene nada de absurdo. Es una discusión sobre mitos, realidades y hechos, pero no, nada de absurdo.
Y solo en eso queria disentir, en lo demas, "i agree with you".

Victor dijo...

Soy: Se trata de una cuestión de enfoque, a mi juicio. Para mi es absurdo crear controversias sobre algo fútil en mi muy personal parecer.

Jesus nació y dejó una marca en el mundo hace mas de 2000 años, eso es lo importante, si fue unos meses antes o unos meses después, si la Iglesia Católica planteó una fecha para tapar otra celebración pagana (asi como se hizo en América con el Dia de la Santa Cruz, por ejemplo) es intrascendente frente a lo importante que es retomar el ejemplo que nos dejó e inspirarnos para transformar al mundo en la versión más cercana que podamos al Reino de los Cielos del que Él mismo habló.

Para mi es absurdo detenerme en aquello que no contribuye a esa otra misión de más alto vuelo, por decirlo asi.

Saludos

Victor

Mente Ridícula dijo...

Da igual cuándo haya nacido, qué diferencia hace? Yo estoy haciendo el balance del año...y todávía no sé cómo va a salir"!

PiPiL dijo...

Chero,

Muy buen post, muy buen analisis, mi opinion es que no existe nada absurdo, absurdo es pensar que existe. Absurdo es una percepcion personal, por muy absurdo que suene, es un prejuicio. Por lo tanto bravo por tu claridad al exponer.

Por otra parte, que buena planilla has escogido para tu blog, te felicito. Continua, pues muchos te leemos periodiamente.

Saludos.