miércoles, 31 de diciembre de 2008

Adiós 2008. Bienvenido 2009.

Adios 2008

"Hay momentos en la vida en que, para subir, es preciso descender y entrar en crisis."
Leonardo Boff

Una o dos semanas antes de que me cesaran en la ONG en que estuve trabajando de abril a junio de éste año, estaba pasando por una profunda crisis personal, interior, existencial. En la hora de almuerzo de un viernes, en lugar de acompañar a mis compañeras a comprar un café luego de almorzar, me fui a una librería a pasar el rato viendo algo que siempre me alegra: libros. Encontré dos libros que han sido lo más esencial que he leído en éste 2008: "La crisis como oportunidad de crecimiento" de Leonardo Boff y "Escritos Esenciales" de Thomas Merton. Del primero extraigo esa frase que resume éste 2008 para mí.

Descendí hacía mi mismo, sin darme cuenta inicialmente, como elección personal después de leer ese libro, a mediados de año. El viaje al interior ha sido entrar en la tormenta a veces más cruel: el infierno no siempre son los otros, Sartre. Adentrarme hacía mí ha sido un proceso duro y enriquecedor, del cual parafraseando nuevamente a Boff, todo se transformó en escalón para seguir ascendiendo. Las cosas grandes han acontecido en la crisis (incluido darme cuenta que mi mantra - Todo lo grande sucede en la tempestad - es una frase platoniana y no de Heidegger, como yo creía) y despues de éste tránsito me encuentro con la decisión renovada y libre de hacer algunas cosas mejor en el 2009.

De lo mejor que me ha dejado el año, además de ese par de libros que he disfrutado leyendo, es la solidificación de amistades que me son esenciales aquí y ahora. Este año hubiera ido por la calle de la amargura sin gente como Mario, Saúl, Laura, Gerardo, Ligia, el Doc, Silvia o Melissa. De igual manera me deja un nuevo grupo de amistades que se dedican a estas mismas aficiones de internet y a algunos de los cuales pude verles en vivo y en directo: Virginia, Queith, Raúl, Soy Salvadoreño, Alexandra, Robertux, Wenvane, Emarcela y alguno o alguna más que se me escapa ahorita. También me deja con una intuición de por donde iré encaminando mis esfuerzos académico-profesionales en un futuro cercano, y con la renovación de ciertos compromisos personales con cuestiones que me son importantes, como éste espacio o mi actividad con los jóvenes de mi parroquia.

Otras cosas menos profundas, pero igualmente agradables es que mi colección de libros se incrementó un poco más - con la consecuente culpa de que exista una mora de lecturas -, mi colección musical es por lo menos un 35% más grande que a finales del año pasado. Y he escuchado todo eso que agregué, incluyendo las 9 sinfonías del gran Ludwig Van (de hecho escribo ahorita esto oyendo el tercer movimiento de la novena), mejoré mis conocimientos sobre Blues, Stoner, rock psicodélico... ha sido un año musical, definitivamente.

¿Qué mas? Ah, gracias a la ña Ligia mi vida cierra un circulo emocional porque ahora incluye un perico, un chocoyo que alegra mis jornadas y las de mi familia con su algarabía.

Grande el 2008, definitivamente. Y se despide a lo grande, como verán en mi entrada anterior. y lo despido con alegría, sin remordimientos, culpas ni nada. Como dije para mi cumpleaños, y mantengo para ahorita que termina este 2008. Podría colgar las alpargatas, como diría mi abuelo, en completa paz.

Bienvenido 2009

Sin embargo tengo muchos planes para este 2009. No espero nada del año porque será lo que yo construya en él. Resumo las cosas así:

Quiero seguir dando guerra por lo menos hasta los 33 años, como Jesús, y los quiero bien vividos así que menos comida y más ejercicio se ven en mi horizonte.

Como puede verse en mi entrada anterior, mi familia ha querido iniciar mejor el 2009, asi que parte de mis esfuerzos irán encaminados a mejorar mis relaciones al interior de mi grupo primario.

Produciré más conocimiento. Psicoloquio requiere más atención, las 26 personas que publicamente declaran seguir este blog, mis 11 lectores vía correo electrónico, los no se cuantos que me siguen via lector de feeds,  (gesto que agradezco profundamente) y el individuo que creo una cuenta para putearme menos anónimamente y que se la pasa saltando de proxy en proxy para ver mejor éste blog y amenazarme con montajes calumnias y demás truncias ("I guess that's the price you pay to be some big shot like I am", diría Kid Rock) demandan que les brinde mejores artículos para leer y con más frecuencia. A esto se le suma que hay planes bastante esperanzadores de iniciar un proyecto de investigación con miras a publicar algo que pueda poner en el curriculum.

¿Qué más?
El viaje al interior no se acaba, recorrer los recovecos del inner self mientras mi vida camina es un trabajo exquisito. Trabajar con ello en el mundo real, seguir adelante en éste proceso de convertirme en persona seguirá siendo la meta que es camino al mismo tiempo, de toda mi vida. Con esperanza, con el corazón elevado hacia Aquel que vino a cambiar la historia de la humanidad, recito hoy con fuerza mi otro mantra, mi otra frase favorita: "hágase Tu voluntad"


"La dimensión de la vida como camino revela que el ser humano es esencialmente viator, viajero. No posee aún la vida en plenitud; no ha acabado de nacer del todo. Hay que seguir andando siempre, hasta llegar del todo a uno mismo."

Leonardo Boff

2009, vení.

Feliz año nuevo, mis crazy diamonds. A seguir haciendo posible ese otro mundo.


Victor

8 comentarios:

Aniuxa dijo...

Muy feliz año!! :)

JC dijo...

Feliz Año 2009 Víctor

Virginia dijo...

Gracias. Un gusto.

Felicidades.

Carlos Alberto Minero Mendoza dijo...

Gracias Víctor, y tienes razón a hacer un mundo mejor, que total para eso nos ha puesto el Maestro de Maestros en él.

GeR0 dijo...

Por lo que leo, terminás el año tranquilo, llenos de paz. Cómo todo el mundo, no podemos concluir todo aquello que nos proponemos, pero me alegra que lo que has hecho, lo has hecho feliz. Saludos, feliz año. Que el 2009 este lleno de bendición para vos y los tuyos.

Rocío dijo...

Feliz 2009, no hay nada como un viaje interior, dejar atrás todo aquello que ya no encaja en tu vida y dar espacio a otras cosas para que ocupen su lugar.

Saludos,

QueithCita dijo...

¡feliz año! :D

Wendy Aparicio dijo...

Venga.
Bendiciones en esos proyectos y en los mil más que siempre salen de imprevisto.