jueves, 2 de abril de 2009

Realidad post elecciones: La deuda con las víctimas

Termina Marzo. Un mes cargado de profundos recuerdos. La muerte de Rutilio Grande y Monseñor Romero como grandes faros de éste mes, apuntando la luz sobre un tema central para el futuro gobierno: la deuda con las víctimas de los crímenes cometidos durante el conflicto armado. No hablo otra deuda económica, si no una gran deuda de justicia.

Desde la promulgación de la Ley de Amnistía para la Consolidación de la Paz,  se botaron todas o casi todas las posibilidades existentes de que las víctimas civiles de los abusos cometidos por los bandos en contienda militar, los cuerpos represivos del Estado (Policía Nacional, Policía de Hacienda, Guardia Nacional) y los escuadrones de la muerte, pudieran recibir justicia. Fue una movida politica sucia que ha mantenido sangrantes las profundas heridas que nuestra sociedad recibió durante los años de la guerra y los años previos a ésta.

En el marco del Festival Verdad 2009 "Amparo en el Pueblo" se llevó a cabo el primer Tribunal Internacional de Justicia Restaurativa. El tribunal determinó la responsabilidad directa del estado salvadoreño en varios casos de violaciones a los derechos humanos y señaló la necesidad de abolir esa ley de amnistía. El problema, el gran problema es que Funes señaló en campaña que no iba a abolir la ley.

Hay quienes señalan que con el gane del Frente se cerraba el capítulo de la guerra, e incluso un siglo histórico que viene desde un poco antes de la masacre del 32 hasta hoy. Es válido, o lo sería, si no estuviera ésta oprobiosa ley haciendo clavo para dar paso a la siguiente página de nuestra historia nacional. Mientras esta ley siga impidiendo que las víctimas reciban justica y reparo por el daño ocasionado, el capítulo de la historia que culmina con el gane del FMLN seguirá estando abierto. La victoria no será tal si las víctimas siguen siendo víctimizadas desterrándolas a un olvido impuesto, el peso moral que pesará sobre Funes y el FMLN si no abolen esa ley será mas pesado que la crisis económica en que esta el mundo y en la que deja ARENA al estado salvadoreño.

Es posible que Funes pida perdón a las víctimas en el futuro cercano. Será histórico y lo que se quiera, pero será insuficiente. Pedir perdón desde el poder estatal es solo parte del proceso de sanación de nuestras heridas históricas. La pregunta es si Funes y el FMLN se pondrán a la altura que la historia les requiere, si darán a las víctimas el lugar que se merecen y si serán capaces de ser moralmente coherentes con el discurso de Monseñor Romero, que dice inspirar a Funes. Si será cierto que ahora es el turno del ofendido, de la ofendida.


Victor

Sobre justicia restaurativa:
http://www.realjustice.org/library/paradigm_span.html
http://www.justiciarestaurativa.org/intro

Blog del idhuca, hay una narración de los casos expuestos al Tribunal de Justicia Restaurativa:
http://idhuca.blogspot.com/

6 comentarios:

Roberto dijo...

Muy interesante tu blog, está muy bien estructurado. En cuanto al post, considero que el tiempo dirá si lo expresamente dicho por Funes tiene razón de ser en el trascurso de nuestra historia próxima, espero que así sea...Saludos!

Anónimo dijo...

Sé que solo hablas de las impresiones dejadas después de este mes de marzo, pero ya que mencionaste a Monseñor Romero al principio, qué tal el hecho de que le robaron el puesto a Gregorio Rosa Chávez. Nunca entenderé cómo es que después de todos los años de lucha ideológica que mantuvo en pro del pueblo aka nosotros, ahora vienen y le dan el máximo puesto a (con respeto) un desconocido, quien, hasta donde yo sé (puedo estar equivocado) no ha hecho lo que Rosa Chávez ha hechon por nosotros. De todas manera, me llega tu blog morsita (con cariño) y espero verte en nuestra reunión de 10 años.

David G.

Anónimo dijo...

Con respecto al comentario de la ley de amnistía, considero que antes de correr se tiene que caminar, creo que ni en este gobierno de funes y algún otro del frente se quitara esa ley.
existe en la Biblia algo que dice " No veas la paja de tu hermano sino la viga que tu tienes" y el punto es que el ejercito hizo cosas malas pero también el fmln hizo grandes barbaries contra el pueblo y ellos lo saben, saben que si critican a uno se les criticara a ellos, creo que lo que dijo funes de no quitar esa ley va mas por solidaridad para el fmln que otra cosa, esa ley se podrá quitar pienso yo hasta dentro e unos 15 o 20 años, cuando ninguno de los que hizo barbaries en los dos bandos (fmln y ejercito) aun este alguien vivo.

Clau dijo...

este tema es bastante sensible, de tomarlo con pinzas diría yo.

Quizá porque no tengo un ser querido que lamentarle a la guerra pienso así, pero creería que abolir la ley se prestaría a una cacería interminable... te imaginás cuánta gente estuvo involucrada en el acto físico o intelectual de tantas muertes? porque si vas a juzgar, deberían ser todos los casos, no sólo los sonados como Jesuitas o Monseñor...y las acciones del FMLN que se llevaron gente inocente también?

Quién decidiría cuáles crímenes ameritan juicio y cuáles no?

Y si le adjudican su par de juicios al vicepresidente electo?

No, al menos no ahora...talvez en esta época lo que si aplicaría es una pedida de perdón por parte del ejecutivo, como la que debió hacer Saca y que no hizo en serio en el caso de 2 niñas...pero, será Funes quien deba pedir perdón a nombre del Estado? no deberían ser los dos juntos (presidente entrante y saliente), total, entre los dos representarían la totalidad de las partes, ambos bandos de la contienda, no por ellos, sino por las esferas que los respaldan.

Chichimeca dijo...

Creo que la distinción es más precisa y derogar la ley de amnistía no implicaría una "cacería de brujas" como se ha querido hacer parecer.
En el Blog de Ixquic aparece un comentario al respecto de don Carlos Ábrego que me tomo la libertad de citar a continuación:
"Esto significa que los crímenes se cometieron como parte de ataque sistemático y generalizado contra la población civil".

Se trata, pues, de víctimas de la represión y no de la guerra. Un matiz que es necesario guardar. Por mera justicia, no por razones de lenguaje.


Me parece -y no soy en medida alguna una autoridad jurisconsulta- que el derecho internacional no admite que se pueda otorgar amnistía a los crímenes de lesa humanidad; esos son, precisamente, los que son necesarios esclarecer y perseguir sino por otra cosa más que para lidiar con nuestra historia de una manera diáfana (aunque no exenta de dolor).

gloriasalomon dijo...

Solo queria aclararle a David G, que los arzobispos también llegan a un límite de edad, es lo que nosotros llamamos jubilación, por otro lado la jerarquia de la Iglesia Católica elige muy bien a sus representantes bajo criterios que ellos conoceran mejor los feligreses. ¿No era Rosa Chavez un Desconocido para muchos de nosotros cuando inicio su ciclo en la arquidiósesis?

Victor, me gusta tu blog, le das un sabor constante a todas tus entradas, podria leer un artículo tuyo en el periodico y saber que sos vos quien lo escribe. Un Saludo.

GloriaSalomón