martes, 10 de marzo de 2009

Las chicharras...

Ya hace algunos días estamos en plena cuaresma y hasta el día de hoy no he escuchado una sola chicharra o  un chiquirín cantando. Antes, cuando había más zonas y aceras con árboles en la ciudad, y cuando habían mas zonas de tierra sin encementar, esta era época en que se oía el permanente coro de las chicharras. Y eran puntuales en salir, igual que los zompopos de mayo.


Ahora, año con año el coro de las chicharras ha ido disminuyendo en intensidad. El año pasado pude escucharlas porque anduve fuera de San Salvador varias veces.Me traen recuerdos las chicharras, recuerdos de los sustos que se daban algunas niñas del microbús escolar en el que viajaba cuando veían el caparazón vacío de una chicharra. O de aquellas chicharras que cantaban en el patio de la casa de Rufina, que me llevaron a intentar tomarles fotos, que ahora ven acá.



Y éste año tengo temor de no escuchar una sola chicharra. Bueno, no tanto. Si logro ponerle al celular este mp3 que me han pasado y les comparto, la oiré cuando me llamen, ojalá me traiga suerte (aunque sea después de las elecciones y sea la llamada de algun trabajo):

http://rapidshare.com/files/207594818/chicharra.mp3


Queda abierto para que cuenten sus recuerdos de las chicharras y los chiquirines... y pueden bajar el mp3, si les ataca, como a mi, la nostalgia.

Saludos

Victor

8 comentarios:

[Alecita ♥] dijo...

!A mi me dan miedo! Nunca pude agarrar una ^-^, y tenés razón, cada año se escuchan menos en la ciudad :(

Clau dijo...

yo solo puedo decir...que me dan miedo las chicharras =S
Y que, si no lo mencionás, no me habría percatado que en mi colonia tampoco las he escuchado este año.

Claudia dijo...

Yo tampoco las he escuchado. Eso que vivo en una zona que tiene muchos arboles.

Verónica dijo...

Es probable que, al igual que el resto de actividades y decisiones que dan vida al país, las chicharras estén esperando que pasen las elecciones para empezar a corear.

A mí, personalmente, me recuerdan mis vacaciones de infancia en Aguilares - El Paisnal, donde nunca faltaba el canto de las chicharras en marzo, y el de las ranas en invierno.

Mucha suerte con lo del trabajo.

Claudia dijo...

Ayer las escuche por fin....

Ricardo dijo...

Bellas, hermosas, me encantan las cigarras, ya quiero que suenen con mas fuerza.
Y la cancion: como la cigarra... tambien me llena.

Kika dijo...

Esas anímalas me dan miedo...No ellas pues sino el sonido, se me imagina que ya casi es el fin del mundo :S:S:S

QueithCita dijo...

Antes dormir por estas épocas era ensordecedor por las chicharras y una ni podía caminar en la cancha porque habían un montón de zompopos... :( de verdad que se están yendo.