domingo, 1 de marzo de 2009

Comenzar de nuevo o como nuevo.

Estoy intentando escribir un cuento. Ya no recordaba algunas cosas que aprendí en el taller al que asistí y que vendría a trastocar la manera en como yo concebía mi afición por poner en papel algunas ideas que tenía.

Tengo una semana de regreso en el gimnasio. Bueno, tres días. Había olvidado que no estoy para hacer algunos sobreesfuerzos y la doliente rigidez de estos días atrás me lo ha recordado de una no tan agradable manera.

Esta semana también me he vuelto a reunir con mi comunidad, mi grupo de la parroquia. Eso y algo ocurrrido ayer en un bar en el que me reencontré con gente que tenía ratos de no ver me movieron interiormente. No recordaba hace cuanto me sentía extrañado, que había hecho falta en la vida de alguien. Fue rico y extraño.

Estas cosas ocurridas la semana que queda atrás me han dejado una sensación de encontrarme de nuevo en uno de esos puntos de quiebre, en los que la vida toma un nuevo rumbo o uno que haía dejado, o como sea. Un momento simbólico, eso. Y nada, no puedo avanzar en el cuento, pero llevo ya cuatro finales posibles. Me canso con diez minutos en el aeróbico elíptico, pero termino los diez que me faltan y hago cuatro minutos extra, por el gusto de vencerme a mí mismo.

Feliz inicio de semana y de mes.

Victor

P.D.: El cuento lo quería para iniciar la semana, pero le daré algo más de tiempo.

4 comentarios:

Adrianita la mas bonita dijo...

de la misma manera en que tu piensas en hacer solamente cuatro minutos mas por vencerte a ti mismo, es de la manera en que los salvadoreños apoyaremos a Rodrigo Avila para que sea nuestro presidente, solamente por vencernos a nosotros mismos, por vencer nuestra incredulidad y dar un voto de confianza a alguien que si esta capacitado para gobernar el pais.
mi voto y 5+.

Victor dijo...

Supongo que Adrianita será "salvadoreño" y no "salvadoreña".
Y que está incrédulo (¿o incrédula?) respecto a Ávila y su capacidad para gobernar. Siendo así, supongo que resulta un gran esfuerzo extra votar por alguien de cuyas capacidades se ponen en duda y etcétera.

:D

Gero dijo...

Lo mejor es votar por alguien con capacidades comprobadas. Para qué arriesgarse....
De cualquier forma el comentario estuvo fuera de lugar, lo siento Adrianit@
Cuando tengo problemas para decantarme por uno u otro final de un cuento, elijo el que final resulte. Es raro eso, lo sé. Pero es que soy del pensar que los cuentos son organismos vivos.
Saludos y ánimo, comenzar de como y como nuevo.

Elena dijo...

Huy, eso de los cuentos es terrible.
Yo tengo una carambada que a saber qué es pero que no avanza. Hay cosas que se vienen como ráfagas. Y otras que tardan, como conseguir cita en el ISSS.

Suerte, pues, a ver cuando te conozco. Le he dicho lo mismo a Rocío, así que bien podríamos vernos los tres.