jueves, 14 de septiembre de 2006

Repasando los ultimos días...

He andado críptico en los últimos posts. Las cosas se van moviendo poco a poco, sin que yo las apure y eso es bueno. El crónico dolor de hace algunas semanas es hoy recurrente. La soledad es una gran potenciadora de los símbolos y los recuerdos, sobre todo cuando has amado tanto como para exponerte hasta las masmédulas. Creo que el tiempo es un gran borrador o al menos un gran emparejador automático. Sólo hay que dejar que vaya haciendo su trabajo y vos haciendo el tuyo. No aferrarse, dejar que la vida siga su curso natural; desenvolverte la piel, vamos, y sentir cómo el sol cae rico en la madrugada, alumbrando las heridas y ayudando a coagular las sangre de las batallas libradas en la oscuridad y las ausencias.
No es fácil en el día a día, los símbolos van a apareciendo, las cosas que ayer eran naturales ora se vuelven un monumento a la ausencia, una oda a la despedida, el punto de partida de la nostalgia angustiante que atrapa la garganta y oprime el pecho.

A ratos quisiera no pensar, desconectarme de mi experiencia e ir por el mundo navegando con las sensaciones. Luego recuerdo mi deseo, mi comprimiso conmigo mismo, esta mi gana de cargar mi realidad porque yo soy irrenunciable, porque nadie puede vivir por mi. Es solo a veces que los dolores agobian cuando adquieren intensidad. Pero van siendo menos las veces en que ocurre. Hay símbolos que evidentemente traen a colación recuerdos, como por ejemplo pasar frente al cubículo de isntructores de psicología, en la U, o tomar las calles de Mejicanos, como yendo para el ex cine Terraza. Son gestos de nostalgia los que ocurren entonces, la aceptación hace ratos paso, la resignificación de la vida cotidiana va caminando, cada vez me ocurre menos que encuentro cosas que me dan un golpe en la calma. Quizás lo más duro de ésta nueva situación es cuando me ocurre cierto deseo de sentirme especial para alguien, de sentir que le importo mucho a alguien (vamos, una mujer, lo acepto), que alguien más que yo me encuentra necesario para vivir. Es lindo cuando eso ocurre, cuando coincidis con alguien y podes encontrar eso y la otra persona encuentra eso en vos.
Hasta el momento añoro eso, no me desespera ni nada, pero estoy dispuesto a darme la oportunidad nuevamente. Diagmos que en términos generales, estaría abierto a ir al encuentro de alguien más y tratar de encontrar la coincidencia entre nosotros. Me basto yo solo para darme amor, para darme cariño; pero sería lindo si surge por ahi una mujer y hacemos cantar a la imaginación más muda.

---------

Hoy por la mañana me quedé pensando en mi post de ayer y ahorita que releo lo que he plasmado en las líneas precedentes, me voy dando cuenta que detrás de lo críptica que pueda ser mi expresión en estos posts, hay detrás ésta capacidad mía que voy explotando cada vez más, algo de lo que me siento orgulloso y que me caracteriza. Me voy volviendo más transparente. Me estoy reflejando en cada vez que escribo por acá, en mis acciones, en cuando hablo con alguien. Poco a poco voy dejando atrás mis reservas y estoy siendo yo, me voy abriendo al mundo y mostrándome tal cual soy.
El lunes tuve mi segunda reunión de mi nueva comunidad de la parroquia (me cambie de comunidad, con la otra las cosas no funcionaban, no me sentía animado a llegar y no quería dejar de perseverar así que me cambié); estuvimos reflexionando sobre Jesús y las instituciones sociales de su época, lo de hacer el bien por encima de todo y el valor de la persona por encima de las instituciones sociales (digamos que estos son los temas generales, la discusión no fue tan teórica). Algo que dijeron me animó a compartir algo muy personal, que les conmovió a algunos, y que sorprendió a varios porque me conocen más como el muchacho serio que siempre saluda en la colonia. El punto es que me dio ganas de compartir eso y lo hice. Jorge, el coordinador de la comunidad les relató que admiraba que yo tuviera valor de exponerme de tal modo, y agradeció la confianza que había puesto en ellos. Yo recordé que acá en el blog me expongo más a menudo, y me puse a recordar ocasiones anteriores en que había ocultado parte de la realidado la haía tergiversado para quedar mejor. Y eso me llevó adarme cuenta que hace un buen rato abandoné las máscaras. Y que estoy contento con eso. Y leyendo mis posts, me doy cuenta que acá estoy siendo más yo que nunca. Aburrido y lo que quieran, pero muy yo.

Ya tengo sueño y no tengo nada mejor que comentarles. No quiero decir mucho de la fecha. Sólo que me causa comenzón pensar en la independencia. No puedo evitar preguntarme de quien o de qué somos independientes. De qué somos libres, para que lo somos, cómo somos libres.... SOMOS LIBRES???

Vengo pensando en eso desde hace muchos años y sigo sin hallarle pies ni cabeza. Mejor seguiré ayudándole al FOSALUD, a través del consumo de las drogas legales; y me seguiré exponiendo a uds.

Salú.

3 comentarios:

El-Visitador dijo...

Sos libre:
para ejercer la religión que te dé la gana
o para no ejercer ninguna

para vestirte como te plazca
para escribir lo que te guste
para dibujar cualquier cosa
para hablar sin ambages
para cantar sin restriciones
o para no expresarte de forma alguna

para escoger la profesión de tu preferencia
para amar
para caminar
para leer
para comer a cualquier hora
o para no hacer nada

No sos libre:
para lamentarte justificadamente de la poca libertad que tenés, cuando tenés más libertad que el 99% de la raza humana antes del s. XX

karroll dijo...

somos libres , si nosotros decidimos ser libres.
nada , ni nadie puede impedirte el ser libre, solamente tu mismo.
asi mismo ideologicamente, somos libres para elegir lo que queremos creer.
sobre todo en estos tiempos.

Vanessa dijo...

Hola Víctor. Vi tu comentario en el blog de Ixquic. Me llamó la atención el nombre de tu blog, porque justamente creo que eso es un blog: un espacio de intimidad. Como el tiempo que transcurre a "alta hora de la noche". Saludos.