domingo, 30 de diciembre de 2007

Recuento del 2007 y reflexión hacia el 2008

Bien, estamos en el ocaso del año 2007. Hago un recuento del año en mi vida y unas pequeñas reflexiones hacia el 2008 que se avecina.









Inicié este 2007 que ésta en su ocaso con optimismo, contándoles con la esperanza de que éste año volvería a la poesía y al amor. Ni una ni la otra floreció a lo largo del año, pero se vive. Aunque la esperanza al respecto de eso y de otras cosas nadie me la quitó, pese al cansancio acumulado por el proceso de la tesis y a algunos bajones de ánimo que incluso dejé entrever en este espacio. Dicho cansancio he de decir, no sólo me dejo la certeza de que a pesar de que logre salir adelante con todo y mis demonios, si no tambien que el esfuerzo de la tesis me dejó el usar lentes para trabajar en la pc y un noctambulismo aún más evidente.



Posiblemente éste ha sido el período en el que más posts relacionados con la política y la realidad nacional he escrito. Y es que eso da para escribir a diario, aunque por lo general me he tomado mi tiempo para plantear mis reflexiones. Creo que vale la pena plantear mi punto de vista al respecto, si no lo digo yo, ¿quien habrá de decirlo por mi?



Otra cosa que ha dejado el año ha sido que luego de una idea tirada al aire logramos ponernos de acuerdo y por primera vez nos reunimos varios bloggers salvadoreños en persona, con todo y los temores que generó el perder el anonimato entre algunos miembros de la comunidad. Esta iniciativa tuvo un inicio por demás prometedor, pero las siguientes reuniones fueron menos concurridas, a pesar de ello, se creó el manifiesto de los blogueros salvadoreños y queda la logística para seguir reuniéndonos y lograr concretizar algunas iniciativas que se plantearon en la primera reunión.



Este año tambien escribí algunas entradas que entrañan mucho valor para mi. No por la cantidad de comentarios o de visitas que llegan a este blog porque buscan información al respecto. Si no por el valor que tienen para mi, por la importancia que considero que tiene guardar la memoria de personas que lucharon en su vida por un El Salvador mejor, más humano, mas justo. Hablo de recordar las muertes de personas que tocaron de manera especial mi vida: Ernesto Ávila (Tambito), Rufina Amaya. Y de recordar siempre el magnicidio de Monseñor Romero y apoyar su proceso de canonización. Tambien de recordar el valor de gente como Rutilio Grande, de quien muchos desconocen el valor que tuvo para marcar la historia de este país a traves de su trabajo.



Tambien éste año deja algunas otras cosas bonitas, como mi graduación como psicólogo, el primer año de vida de éste espacio y el inicio de Psicoloquio, que es un proyecto que traía en mente desde que estaba en la universidad y que comienza a dar pequeños pasos gracias al esfuerzo de Ligia. Pero también deja un saldo triste: mi abuelita murió, y ello ha transformado varias cosas en mi familia; también la inseguridad del país dejó otra víctima cercana a mi: Mario Amilcar Moreno, hijo de un gran amigo de mis papás, un cipote que buscaba transformar el país donde vivió de la manera que mejor podía. Otra cosa que para mi fue muy triste también fue que Kiara, la hija de mi perra murió a pocos meses de haber nacido.









Sin duda alguna ha sido un año movidito, y el que viene pinta a que será igual o más movido. En enero empiezo un trabajo ya como psicólogo, si bien será corto (mes y medio) pero prometedor en cuanto a que esta relacionado con cosas que me gustan. Tengo fé que luego de eso vendrá algo mejor en cuestiones laborales. Igualmente he empezado pequeños ajustes en mi estilo de vida, ya van algunas libras menos cuando subo a la báscula y pronto estaré haciendo ejercicio con mas regularidad y con supervisión de alguien que sabe de acondicionamiento físico.



Las cosas en mi familia pintan a mejorar, valorando el aquí y el ahora. El año ha finalizado mejor de cómo empezó y ojalá las cosas sigan éste curso. Y aún si no lo siguen, iremos siempre de cara a eso que venga. Tengo esa certeza luego de tantos años de bregar contra nuestras propias tormentas.



Como sociedad hay mucho que viene en el 2008, se anuncian una serie de medidas desde Casa Presidencial, que muchos - yo incluido - consideran insuficientes medidas de maquillaje de la situación nacional ante el próximo proceso electoral. Tambien este año que viene será un año durísimo en términos de campañas sucias, campañas adelantadas y toda la parafernalia que entrañan las elecciones del 2009. Si bien el presidente del país no se quitó nunca su chaleco de militante arenero desde que llego a la silla presidencial, haciendo proselitismo a favor de su partido aún cuando la constitución le exige no hacerlo, podemos esperar este año que la cosa se ponga mas colorida y ruidosa - electoralmente hablando -.



Hay muchos retos para la sociedad civil en el 2008: ponerle freno a la campaña sucia y a la bulla sin contenido que tradicionalmente se nos entrega con cada campaña electoral, exigir nuestros derechos como consumidores con más vehemencia, unirse para hacer frente a problemas como la suciedad en las calles (no solo es responsabilidad de las alcaldías, como muchos quieren hacer ver) o el desorden en el tráfico. Cada uno tiene su parte que hacer; el gobierno tiene que ponerse a trabajar en lugar de estar hablando estupideces como las que salió a decir el ministro Figueroa: desde la virilidad de ARENA hasta acusar de terroristas a ciudadanos ejerciendo un derecho constitucional -tirar piedras no es precisamente un derecho constitucional, pero expresar su descontento ante medidas gubernamentales si, abundo mas sobre el tema acá -. Nosotros como ciudadanos vamos a cumplir con nuestra parte, pagando nuestros impuestos, cumpliendo las leyes. Que lindo sería si las cosas fueran tan simples, dirán; y de hecho, lo son, pero parece que acá todo el mundo le busca tres pies al gato que no padece de ninguna amputación.



En fin, me queda desear para todos fuerzas para enfrentar este 2008 con determinación y esperanza, con la convicción de que juntos podemos hacer un mundo diferente, cercano a ese "Reino de los Cielos" al que aspiramos aquellos que creemos en ese tal Jesús de Nazareth, ese que nació en una cueva y lo acostaron en el zacate que le daban al ganado.



Feliz año nuevo, mis crazy diamonds.

Que brillen mucho este 2008.





P.D.: Fotos de mi autoría, tomadas en la playa El Espino.



NOTA: Esto de la blogueada no sería nada relevante sin la gente que llega a este blog a leer, los que llegan por accidente, los que vienen por curiosidad, los que me conocen en persona y aún asi me leen y quienes solo saben de mi por éste blog. Cada uno de uds son razones por las cuales me animo a seguir escribiendo posts -largos, ya lo sé - y a creer que aún que éstas líneas se tiran al aire como si fueran repartiendo propaganda desde una avioneta, siempre hallarán alguien a quien le sirvan de algo esas páginas. Un abrazo a tod@s.

5 comentarios:

David dijo...

Feliz Año Nuevo Victor!!!

Me gustó el recuento y reflexión del 2007 que hiciste, y espero que se cumplan las metas para el otro año!!

Saludos

JC dijo...

En el 2008 te va a ir de maravilla, ya verás. Feliz Año Víctor

Bolux dijo...

Feliz Año mr. victor.. suerte en su chamba aunque sea poca se prende un bergo !!!....
bendiciones a ti y tu familia...
y que lo que venga no sea para nada malo..

animos y adelante !!!

Carlos Abrego dijo...

Querido Victor:

Que sigan pues mejorándose las cosas en 2008. Y vale la pena seguir.

Feliz año y te doy un fuerte abrazo.

Carlos

Mariolinocopinol dijo...

Pues no he andado rolando mucho en la compu asi q aunq tarde

FELIJAÑO!